Opciones de préstamos estudiantiles cuando trabajas por cuenta propia

Trabajo por Cuenta Propia stocksy_txp15fcd93d8f9100_medium_1100682

Los préstamos estudiantiles pueden representar una carga financiera enorme cuando comienzas a trabajar, especialmente si lo haces por cuenta propia. Como si el desafío de trabajar en forma independiente no fuera suficiente, encima, tienes que pagar tu préstamo estudiantil.

Liquidar la deuda de tus préstamos estudiantiles es uno de los conceptos básicos de la administración financiera después de haberte graduado. Por suerte, hay varios planes de pago para titulares de préstamos federales para estudiantes con ingresos bajos.

Mientras explicamos los detalles de los distintos planes, la manera más simple de saber cuál es el mejor para ti es utilizar la calculadora de pago que ofrece el Departamento de Educación de los Estados Unidos, que te dirá cuál es la mejor opción.

Plan de Pago Basado en los Ingresos

Si eres como la mayoría y estás suscrito a un Plan de Pago Basado en los Ingresos (IBR, por sus siglas en inglés) en los préstamos estudiantiles federales, préstamos directos o los préstamos FFEL, tienes una prórroga. Los planes IBR limitan tus pagos mensuales en función de tu ingreso y el tamaño de tu familia. Sin embargo, esto no aplica si los beneficiarios del préstamo fueron tus padres.

El primer paso es determinar tu ingreso. Si calificas o no para un plan IBR depende de tu ingreso en relación con el 150 % del nivel de pobreza. La regla de elegibilidad es que, si para cancelar el préstamo en un plan de pago de 10 años se necesita más del 15 % del monto que ganas por encima del 150 % del nivel de pobreza, significa que eres apto para el plan.

En resumen, si ganas menos del 150 % del nivel de pobreza, tu pago será de $0. Si ganas más, el límite será el 15 % del monto que ganes. Después de 25 años de pagos calificados, se condonará el saldo pendiente de tu préstamo.

Plan de Pago Condicional al Ingreso

El Plan de Pago Condicional al Ingreso (ICR, por sus términos en inglés) es similar y precede al plan IBR (ambos perdonan los préstamos después de 25 años). La gran diferencia es que el plan ICR solo se puede utilizar con el Programa de Préstamos Federales Directos y con los préstamos Parent PLUS.

El pago mensual requerido es superior, con un límite del 20 % de tu ingreso en lugar del 15 %.

Plan PAYE (Plan de Pago Según tus Ingresos)

Otro plan de pago popular es el Plan de Pago Según tus Ingresos (PAYE, por sus siglas en inglés). Es similar al plan IBR, pero se aplica únicamente a los préstamos federales hechos directamente   estudiantes. A fin de ser apto para este plan, debes haber obtenido tu primer préstamo federal para estudiantes después del 30 de septiembre de 2007, y al menos un plan a partir del 30 de septiembre de 2011.

Los requerimientos de este programa son menos estrictos, con un límite establecido en el 10 % de tu ingreso por encima del 150 % del nivel de pobreza (en lugar del 15 % que establece el plan IBR). Otra diferencia importante es que el saldo pendiente de tu préstamo se condonará después de 20 años.

Plan REPAYE (Plan de Pago Según tus Ingresos Revisado)

Este cuarto programa es el más reciente y fue lanzado en junio del 2014, es una ampliación del plan PAYE. Permite que los beneficiarios de préstamos directos limiten los pagos mensuales del préstamo al 10 % de su ingreso mensual discrecional, sin requisitos de fecha con relación a los préstamos. Los pagos se limitan al 10 % de tu ingreso mensual por encima del 150 % del nivel de pobreza y, si tu pago no cubre el interés, el Gobierno lo cubrirá durante los primeros tres años.

Un último punto para recordar sobre todos estos programas, en caso de que seas apto para ellos, es que, si tu pago no cubre el interés, continuará acumulándose y capitalizándose en el préstamo (salvo que lo pague el Gobierno). Si tu pago no cubre el capital, también seguirá acumulándose. Sobre los préstamos Stafford subsidiados, el Gobierno pagará el interés durante los primeros tres años del plan IBR. Después de tres años, y en otros préstamos, el interés se sumará al préstamo.

No te preocupes por conocer las reglas de impuestos relacionadas con los gastos de educación. TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto, incluidos los intereses de préstamos estudiantiles pagados hasta un monto de $2,500. Si aún te queda alguna duda sobre impuestos, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un agente registrado o un contador público de TurboTax Live y aclararla en el momento de presentar tu declaración de impuestos.

Esperamos que la información que compartimos sobre préstamos estudiantiles te ayude a tranquilizar tu mente mientras llevas adelante tu propio negocio.