Una Guía Para los Trabajadores por Cuenta Propia que no han Llevado un Registro de los Gastos este Año

Trabajo por Cuenta Propia Young woman regretting a choice she has made

Todavía recuerdo el primer año en que preparé mis impuestos y tuve mis ingresos como trabajador por cuenta propia. Al igual que muchas personas novatas que trabajan por cuenta propia, no comencé mi primer año sabiendo que tendría ingresos de trabajo por cuenta propia.

Un error común que cometen muchos contribuyentes novatos que trabajan por cuenta propia (incluido yo) es olvidarse de llevar un registro de las transacciones de negocios durante el año. Hice un buen trabajo al llevar un registro de los ingresos del negocio, pero no me ocupé de la misma manera con los gastos. Si no reclamaba ninguno, mi deuda impositiva aumentaba, y eso era especialmente doloroso al tener en cuenta los impuestos sobre el trabajo por cuenta propia además de los impuestos federales.

Si no llevaste ningún registro de los gastos este año, por suerte, hay una manera de volver sobre los últimos 12 meses para ver cuáles fueron.

Desempolva los estados de tarjetas de crédito

Una excelente manera de recopilar los gastos es observar el mejor, y tal vez único, registro que tienes: la tarjeta de crédito.

Si utilizas una tarjeta de débito o crédito de negocios exclusiva, úsala como prueba de los gastos. Si la tarjeta no indica ningún tipo de categorización de transacciones, puedes usar una herramienta como Mint para descargar las transacciones y categorizarlas. Si compraste algo para el negocio, puedes acercarte al proveedor y solicitar una factura como prueba de la compra para reclamarlo como gasto del negocio.

Si no usas ninguna tarjeta de crédito de negocios exclusiva, puede resultar más difícil, porque tendrás que separar las transacciones personales de las del negocio. Así que ahora sería un buen momento para obtener una tarjeta de crédito de negocios exclusiva.

QuickBooks Self-Employed puede ayudarte a llevar un registro de tus ingresos, los gastos y las millas, y a capturar los comprobantes durante todo el año, información que luego podrás exportar a tu declaración de impuestos de TurboTax Self-Employed. Incluso si no has llevado un registro, con QuickBooks Self-Employed puedes ingresar la información del negocio para el último año y exportarla fácilmente a tu declaración de impuestos sobre el trabajo por cuenta propia de TurboTax para que tus impuestos estén en orden.

Registra las millas del negocio

Las millas del negocio corresponden a todas las millas que recorres con tu vehículo en pos de generar ingresos del trabajo por cuenta propia. Según las reglas, tienes que llevar un registro de las millas del negocio y poder probar que viajaste adonde dices que has ido.

Una de mis actividades del negocio es depositar cheques en el banco. Voy todas las semanas a depositar los cheques que he recibido y puedo reclamar esas millas del negocio. No guardo los comprobantes de depósito, pero, si necesitara documentación, podría entrar al portal de banca en línea y demostrar que se hicieron depósitos todas las semanas.

Si realizas viajes de manera irregular o excepcional, puedes probar el viaje que hayas hecho con comprobantes de la tarjeta de crédito o, en el caso de que no tengas los comprobantes originales, con otra documentación. En el futuro, lo mejor es llevar un registro de las millas, y QuickBooks Self-Employed puede ayudarte con eso.

Reclama tu oficina en el hogar

Si tienes una oficina en el hogar, puedes reclamarla como gasto del negocio. En primer lugar, asegúrate de que la oficina en el hogar reúna los requisitos como tal. Se tiene que usar de forma periódica y exclusiva como lugar principal para el negocio. La oficina no puede ser también un cuarto de invitados unos días al año. Tampoco puede ser la sala de juegos de los niños (¡a menos que tengas una guardería certificada!).

Cuando reclames la oficina en el hogar, puedes reclamar los gastos reales o efectuar una deducción simplificada. Para los gastos reales, deduces todos los gastos directos, además de un porcentaje de los gastos indirectos. Los gastos directos son los gastos que pagas para mantener el espacio de la oficina en el hogar, como pintura y reparaciones. Los gastos indirectos son gastos que pagas del hogar en su totalidad, como intereses hipotecarios, alquiler, impuestos sobre bienes muebles y servicios públicos, para los cuales se asigna un porcentaje en función de la superficie del hogar que utilizas con fines comerciales.

El Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) también permite la deducción simplificada para oficinas en el hogar, disponible para las oficinas con 300 pies cuadrados o menos. Puedes reclamar $5 por pie cuadrado de espacio, con un máximo de $1,500.

No permitas que el apretón impositivo de último minuto te ahuyente y haga te quedes sin reclamar los gastos, algo que te corresponde por derecho. Con un poco de dedicación y la ayuda de las herramientas mencionadas, puedes reducir la obligación tributaria y ahorrar en impuestos.

Incluso si aún tienes dudas, no tienes que preocuparte por conocer estas leyes sobre impuestos. TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas.

Además, TurboTax Self-Employed encontrará las deducciones de impuestos específicas del sector relacionadas con tu negocio, lo que te permitirá ahorrar dinero de los impuestos. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live Self-Employed con un promedio de 15 años de experiencia para aclararla.

Además, un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live Self-Employed puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos, con atención disponible en español y en inglés. Algo para tener en cuenta es que TurboTax no cierra el 15 de abril. Con TurboTax Live Self-Employed, puedes aclarar tus dudas todo el año.