Consejos Sobre Impuestos Para Trabajadores por Cuenta Propia

Trabajo por Cuenta Propia Young businesswoman at her desk in home studio.

El artículo a continuación es válido para los impuestos de 2018, los que presentas este año antes de que finalice el plazo en abril de 2019.

Has incursionado en el mundo del emprendimiento. Ya sea que hayas abierto una cafetería o que hayas comenzado a brindar servicios relacionados con tus habilidades en diseño gráfico de manera autónoma o a conducir para una empresa de uso compartido de vehículos, hay una variedad de implicancias impositivas que tienes que tener en cuenta… Y algunas de ellas pueden reducir tu deuda impositiva.

Estos son algunos detalles sobre la presentación de impuestos como trabajador por cuenta propia.

Oficinas en el hogar

Trabajar desde la comodidad de tu propio hogar puede ayudarte a maximizar el valor pasado a pérdidas debido a impuestos. Si usas tu hogar de forma periódica y exclusiva como oficina para tu negocio, puedes reclamar deducciones de impuestos sobre la porción de superficie destinada a tal fin.

Los gastos que se pueden deducir incluyen un porcentaje de impuestos sobre bienes muebles, intereses hipotecarios, alquiler, servicios públicos, seguros, pintura y reparaciones en función de la superficie del hogar que utilizas con fines comerciales.

Contrataciones de tiempo parcial

¿Tus hijos están de vacaciones o en el receso de verano? ¡Contrátalos! Los dueños únicos de un negocio que contratan jóvenes para hacer entregas, limpiar la oficina, atender el teléfono o ingresar datos pueden deducir sus salarios en el Anexo C, siempre que la compensación sea razonable para el tipo de tarea que realizan. Los salarios que se pagan a los hijos están exentos de impuestos de la seguridad social y Medicare si son menores de 18 años, y no están sujetos al impuesto federal de desempleo si son menores de 21 años.

También es probable que no se apliquen impuestos sobre el ingreso por estos salarios, lo que disminuye la deuda impositiva general de la familia de manera considerable.

Planificación del retiro

Ahorra para el futuro y en la deuda impositiva, todo al mismo tiempo. Abrir un plan de retiro puede ayudar a disminuir el ingreso imponible. El más común es un Plan Simplificado de Pensiones para Empleados (SEP). Allí puedes destinar hasta el 25% del ingreso neto del trabajo por cuenta propia o $55,000 para 2018 ($56,000 para 2019), el importe que resulte menor, hasta la finalización del plazo del año fiscal 2018 (además del plazo extendido para los impuestos), que es el 15 de abril de 2019, y disminuir los impuestos que debes según la declaración de impuestos de 2018.

Compara eso con el tope de $5,500 en las contribuciones a la cuenta personal de jubilación (IRA) ($6,500 si eres mayor de 50 años al finalizar el año) para 2018.

Las millas son dinero

Si bien los empleados de un trabajo regular de 9:00am a 5:00pm no pueden deducir el costo de los viajes que realizan para ir al trabajo y volver de él, puedes hacerlo si trabajas por cuenta propia y conduces un vehículo para ir a ver a un cliente, asistir a una reunión o ir a trabajar desde otra ubicación.

Puedes reclamar 54.5 centavos por milla para 2018, más el costo de estacionamiento y los peajes que hayas pagado. Asegúrate de llevar un registro de las millas del negocio para tener un respaldo para la deducción de millas.

Viajes de negocios

Consejo para los profesionales que viajan: Si vuelas a otra ciudad de los Estados Unidos principalmente por negocios, puedes deducir el 100%. Recuerda que, cuando viajas, también puedes rendir el gasto del hotel o alojamiento y el 50% de las comidas, aunque esta deducción solo se aplica a los días que destinas a fines comerciales.

Si bien lidiar con los negocios y la vida personal a veces puede ser una tarea ajetreada, conocer estos consejos sencillos puede ayudarte a encontrar fácilmente deducciones del negocio que disminuirán el impacto fiscal y te permitirán ahorrar dinero para tu negocio.

No te preocupes por recordar todo esto cuando llegue el momento de presentar la declaración de impuestos. TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas sobre el negocio y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas.  TurboTax Self-Employed ahora también incluye una función que busca las deducciones específicas del sector, que te ayuda a encontrar fácilmente las que se aplican a tu caso.

Además, puedes usar QuickBooks Self-Employed para llevar un registro de tus ingresos, los gastos y las millas, y capturar los comprobantes durante todo el año, información del negocio que luego podrás transferir a tu declaración de impuestos de TurboTax Self-Employed, lo que convertirá el momento de la presentación fiscal en un paseo.

Si aún tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live Self-Employed con un promedio de 15 años de experiencia para aclararla. Un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live Self-Employed incluso puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos, con atención disponible en español y en inglés.