Consejos de fin de año para el retiro de empleados y trabajadores por cuenta propia

Trabajo por Cuenta Propia stocksy_txp8da0905aqwi100_medium_1013152

El artículo a continuación está actualizado según las más recientes leyes sobre impuestos. Es preciso para los impuestos de 2018, que presentarás antes de que finalice el plazo en abril de 2019. Obtén más información acerca de la reforma tributaria aquí.

Las contribuciones realizadas a tu cuenta de retiro son una de las mejores maneras de reducir tu ingreso sujeto a impuestos y aumentar tu reembolso de impuestos. Mientras algunas cuentas de retiro tienen fechas límite a fin de año para realizar las contribuciones voluntarias y obligatorias, otras te ofrecen tiempo adicional para hacer depósitos que contarán para el año fiscal 2018. ¡Lee estos movimientos de fin de año que te permitirán ahorrar impuestos!

Realizar contribuciones al plan 401(k): Es posible que no haya mejor inversión que las cuentas de retiro con impuestos diferidos. Dado que el interés compuesto aumenta con el tiempo, la cuenta puede llegar a tener un monto considerable. Si puedes, llega al límite de las contribuciones al plan 401(k) antes de fin de año (el máximo permitido para 2018 es de $18,500 y de $24,500 a partir de los 50 años de edad) para poder disminuir el ingreso sujeto a impuestos y aprovechar tu retiro al máximo.

Usar el plazo disponible para las contribuciones a cuentas IRA: Además del plan 401(k), considera también la opción de contribuir a una cuenta de retiro individual (IRA, por sus siglas en inglés). Tienes hasta el 15 de abril de 2019 para hacer contribuciones a una cuenta IRA y que estas tengan un impacto en los impuestos de 2018; pero, cuanto antes deposites el dinero en la cuenta, más rápido tendrá la posibilidad de aumentar.

Hacer contribuciones deducibles de impuestos también disminuye tu ingreso sujeto a impuestos para el año fiscal 2018. Para 2018, puedes realizar una contribución máxima de $5,500 a una cuenta IRA, más $1,000 adicionales a partir de los 50 años de edad. Si trabajas por tu cuenta, para 2018 puedes realizar contribuciones a una cuenta IRA de pensión simplificada para empleados (SEP, por sus siglas en inglés) hasta el 25% de tus ganancias netas o hasta $55,000 (de ambos importes, el menor), en cuyo caso dichas contribuciones podrán deducirse de impuestos como gastos comerciales.

Calificar para el crédito del ahorrador: Existe una opción adicional para contribuir a tu retiro. Es posible que califiques automáticamente para el crédito del ahorrador, que ofrece un máximo de $1,000 ($2,000 para casados con presentación conjunta) solo por el hecho de contribuir a tu cuenta de retiro. El crédito del ahorrador se puede reclamar para las contribuciones hechas a un plan 401k, 403(b) o 457, a una cuenta IRA simple o a una cuenta IRA SEP. Tus contribuciones a una cuenta IRA tradicional o a una cuenta Roth IRA.

No te preocupes por conocer todos estos consejos sobre impuestos para tu retiro. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda mientras preparas tu declaración de impuestos, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un agente registrado o un contador público autorizado de TurboTax Live para aclararla.

Si trabajas por cuenta propia, también te ofrecemos TurboTax Live Self-Employed, que puede revelarte deducciones de gastos comerciales que jamás hubieras soñado que fueran posibles. TurboTax tiene productos específicos para tu situación tributaria a fin de que te asegures de obtener cada dólar que mereces.