How to Get Health Insurance as an Independent Contractor

Cómo obtener un seguro médico como contratista independiente

Read the Article

Esta publicación se creó en asociación con Stride, una empresa líder que ayuda a los trabajadores freelance e independientes a buscar un seguro médico asequible e inscribirse.

Si eres contratista independiente, estás acostumbrado a hacer todo por tu cuenta: presentar tu propia declaración de impuestos, armar tu propio negocio y manejar tu propia planificación de jubilación. Como punto adicional en tu lista de tareas pendientes, es probable que también tengas que buscar un seguro médico, inscribirte y pagarlo.

Conseguir el plan médico correcto a un precio asequible puede influir en tus finanzas tanto como presentar tu declaración de impuestos correctamente y mucho más en tu salud. Sin embargo, no significa que tenga que ser tan complicado como parece.

Estos son los motivos por los que vale la pena encontrar el plan de cobertura médica correcto en 2022, y te explicamos cómo hacerlo más fácil.

Por qué tener un seguro médico es una buena decisión financiera

Los planes médicos cobran un cargo mensual, por lo que quizás te veas tentado a pensar en el seguro médico como un pasivo, como el pago del auto o la factura del teléfono celular. Después de todo, es un gasto que tendrás que pagar todos los meses, ¿no?

Si bien el seguro médico, por lo general, te cuesta dinero hoy, puedes considerarlo como un activo porque te protege de tener que pagar mucho más en gastos médicos cuando necesites atención más adelante.

Facturas médicas más bajas y menos sorpresas

Podrías pensar que no necesitarás atención médica en el futuro cercano. Quizás eres joven y saludable, o hasta ahora, no has tenido que ir seguido al médico. Pero hay muchas necesidades médicas que no son predecibles. ¿Quién sabe cuándo se va a pescar una neumonía ($187.34), se va a fracturar un brazo ($2,500) o le van a detectar una enfermedad genética como la fibrosis quística ($131,000 por año)?

El seguro médico te ayuda de varias maneras a desembolsar menos dinero de tu bolsillo para estos (y muchos otros) servicios. Tu plan negocia precios más bajos para sus miembros y ayuda a cubrir un porcentaje de ellos. Además, los planes médicos ponen un tope a la cantidad total que tendrás que gastar en costos médicos por año. Es como un triple descuento en cuidado médico.

Una vida más sana en general

Además de pagar los gastos médicos cuando te enfermas o te lesionas, el seguro médico también te ayuda a reducir tus facturas médicas, ya que, en primer lugar, evita la necesidad de muchos otros servicios. Esto sucede porque el seguro médico cubre el 100% de la atención preventiva.

La atención preventiva incluye chequeos anuales con el médico, exámenes de detección de depresión y abuso de alcohol, y el análisis de ese lunar sospechoso que no habías notado hasta la semana pasada. Estos servicios permiten detectar problemas médicos de forma temprana y acelerar y facilitar el tratamiento (o evitar directamente que necesites atención).

Por qué el seguro médico cuesta menos que antes

Si bien el seguro médico puede ser un activo, también es un gasto que muchas personas intentan evitar. Sin embargo, el costo mensual de tu plan, conocido como prima, probablemente será menos de lo que piensas.

El Plan de Rescate Estadounidense permite que más personas que antes califiquen para la asistencia financiera y que se destine más ayuda a quienes más la necesitan. Según los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, cuatro de cada cinco estadounidenses calificarán para los planes que ofrece la Ley de Cuidado de Salud a Bajo Precio por $10 o menos por mes en 2022.

Si alguna vez pensaste en adquirir un plan médico, pero te pareció muy caro, deberías volver a analizar las opciones de hoy. Es probable que te guste lo que encuentres.

Créditos tributarios de prima adelantados

Gran parte de la ayuda disponible se otorga a través de Créditos tributarios de prima adelantados (APTC, por sus siglas en inglés). Cuando solicites cobertura, puedes solicitar un APTC, el cual depende de tus ingresos.

Si calificas, tu crédito tributario se aplicará automáticamente a las primas mensuales del seguro médico, lo que reducirá tu factura sin ningún esfuerzo. Lo más complicado es calcular tus ingresos de manera precisa si no ganas la misma cantidad de dinero todos los meses, algo que les sucede a muchos contratistas independientes.

Cómo calcular correctamente tus ingresos para obtener el precio más bajo

La cantidad que pagues por un plan médico dependerá de tus ingresos anuales o, para ser más precisos, de tu Ingreso Bruto Ajustado Modificado (MAGI, por sus siglas en inglés). Para calcular el MAGI, a tus ingresos totales se le restan determinadas deducciones y créditos, como gastos comerciales, contribuciones al plan de jubilación para trabajador por cuenta propia y el Crédito tributario por hijos.

Como es posible que no sepas cuáles serán tus ingresos anuales hasta que termine el año, tendrás que calcularlos. Para tener una idea de cuánto dinero ganarás el año próximo, comienza con tu MAGI de este año o del anterior (el que esperas que se acerque más a tus ingresos del año próximo). Luego, aumenta o reduce el cálculo según si esperas ganar más o menos.

Es importante que el cálculo sea lo más preciso posible. Cuando presentes tu declaración de impuestos, reportarás la cantidad de Crédito tributario de prima adelantado que recibiste en función de tus ingresos estimados. Si subestimaste tus ingresos, tu factura de impuestos podría ser más alta y tendrás que pagar la diferencia.

Si sobreestimaste tus ingresos, es posible que seas elegible para un Crédito tributario de prima más alto y que, a la vez, obtengas un reembolso de impuestos más grande o una factura de impuestos por una cantidad menor cuando presentes tu declaración. Pero, mientras tanto, el precio mensual de tu plan será más alto. Lo más importante es que un precio más alto ahora significa que podrías optar innecesariamente por un plan más barato que no cubra todas tus necesidades, lo que podría afectar de manera negativa tanto tus finanzas como tu salud.

TurboTax Self-Employed te hará preguntas sobre ti y tu negocio y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible. Si tienes dudas, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un experto en impuestos de TurboTax Live Self-Employed para obtener ayuda a lo largo del proceso o para que te asocie con un experto exclusivo de TurboTax Live Self-Employed con experiencia en impuestos sobre el trabajo por cuenta propia, quien preparará los impuestos por ti de principio a fin. Los expertos en impuestos de TurboTax Live Self-Employed pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y, además, pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos o encargarse de prepararla en su totalidad. Todo desde la comodidad de tu hogar.

Qué debes considerar al elegir el mejor plan para ti y cómo hacerlo

Hay cuatro puntos principales que se deben considerar al elegir un plan:

  1. Tipo de red: algunos planes, como los de las organizaciones para el mantenimiento de la salud (HMO, por sus siglas en inglés), solo te brindan cobertura si usas su propia red de médicos, farmacias y otros proveedores. Con otros planes, como los de las organizaciones de proveedores preferidos (PPO, por sus siglas en inglés), puedes acudir a proveedores fuera de la red si pagas un costo más alto. Por lo general, cuanto más restrictiva es la red, más barato es el plan.
  2. Nivel de cobertura: los planes se dividen en niveles de cobertura según la cantidad de gastos médicos que cubren. Los planes bronce cubren alrededor del 60% de tus costos, los plata, el 70%, los oro, el 80% y los platino, el 90%. Los planes bronce suelen ser los más baratos y los platino, los más caros.
  3. Cobertura de medicamentos: la cobertura de medicamentos recetados y cuánto pagarás varía, así que asegúrate de revisar si la lista de medicamentos (conocida como formulario) que cubre cada plan incluye tus medicamentos recetados. Esto puede resultar tedioso si estás comparando varios planes, pero si utilizas Stride Health, puedes ingresar tus medicamentos y ver rápidamente qué planes los cubren mejor.
  4. Médicos: no todos los médicos aceptan todos los planes. Si tienes un médico favorito con el que quieres seguir, llama a su consultorio y solicita una lista de los planes que acepta. Luego, elige uno de ellos. O bien, ingresa el nombre de tus médicos en Stride para limitar la búsqueda únicamente a los planes que tus proveedores favoritos aceptan.

Cómo aprovechar al máximo tu plan una vez que te inscribas

Una vez que hayas encontrado el plan correcto y te hayas inscrito en él, ¡úsalo! Toda la atención preventiva que mencionamos te mantendrá saludable solo si realmente la recibes. Así que llama a tu médico para hacerte un chequeo. Es la mejor manera de comenzar si tienes más molestias y dolores que antes, un resfriado persistente, metas de pérdida de peso u otras cuestiones.

Además, para poder aprovechar al máximo tu plan médico, tienes acceso a un equipo de expertos que pueden ayudar a responder tus inquietudes en cuanto a beneficios, cobertura o reclamaciones, como el equipo Member Experience de Stride.

Los comentarios están cerrados.