Cómo encaminar nuevamente tus decisiones financieras

Ingresos e Inversiones US currency in closeup on pink background

¿Intentaste perder peso este año? Aunque quizá algunas personas lo haya logrado, para muchos de nosotros lo que al principio parece una buena idea termina desapareciendo de nuestra lista de prioridades.

Con las resoluciones de Año Nuevo ocurre más o menos lo mismo. ¿Recuerdas esas resoluciones que hiciste hace 9 meses? Si eres como mucha gente, quizá tengas problemas incluso al recordar qué decidiste hacer. Si es así, aquí tienes una pista: Las principales tres resoluciones financieras que los estadounidenses tomaron el año pasado fueron ahorrar más, cancelar deudas y gastar menos.

Si tus resoluciones se centraron en las finanzas, es posible que alguna de esas tres te suene conocida. Si no has cumplido con esas resoluciones, anímate que aún quedan varios meses del año para encaminar tus finanzas. A continuación, te damos cinco consejos para acelerar tus resoluciones a partir de hoy.

  1. Visualiza tu futuro con esa resolución cumplida: Si pudieras ahorrar más, gastar menos o cancelar tu deuda, ¿qué efecto tendría eso en tu vida? ¿Qué sería posible de lo que no es posible ahora? ¿Cómo sería tu vida si estuvieras creando constantemente un futuro financiero sólido? Piensa en verdad cómo sería tu vida con ese futuro hecho realidad.
  2. Crea una afirmación: Estoy ahorrando activamente para mi futuro, estoy tomando decisiones de gastos inteligentes para generar estabilidad financiera o cada día estoy creando libertad al cancelar mi deuda (lo que sea que mantenga tu decisión en el primer lugar de la lista). Luego, coloca tu afirmación en algún lugar en el que la veas y la leas varias veces al día, como en el espejo de tu baño o en el refrigerador.
  3. Crea un presupuesto: El presupuesto es como una hoja de ruta: te dice adónde te diriges y documenta dónde estuviste. Si nunca creaste un presupuesto, no estás solo. Las encuestas dicen que solo el 41 % de los estadounidenses usan un presupuesto. Agrega tu nombre a esa estadística. Un buen lugar para comenzar es Mint, donde puedes crear un presupuesto que refleje tu vida financiera y lo que es importante para ti.
  4. Haz un seguimiento de tu progreso: No esperes alcanzar la línea de llegada de la noche a la mañana, pero disfruta tu progreso semana a semana. Fija tu meta para el futuro, y una aplicación como Turbo te puede mostrar dónde te encuentras realmente mediante una vista panorámica de tus finanzas. Verás tu ingreso, tu calificación crediticia y tu relación deuda-ingreso mientras creas un futuro financiero del que puedas sentirte orgulloso.
  5. Pon tu vida financiera en automático: Ahorra más enviando dinero directamente desde tu salario a tu cuenta de ahorro. Ahorra para tu retiro a través de deducciones de nómina para que no tengas que decidir realizar una contribución a tu retiro cada día de pago. Programa tus facturas para pagarlas automáticamente cada mes, de modo que nunca incurras en cargos por mora o recibas una marca en tu informe crediticio. Haz que tus finanzas sean tan automáticas como respirar.