Tres maneras de ahorrar para mantenerte en forma este otoño

Ingresos e Inversiones stocksy_txpd07ac121zqf100_medium_474936

Solo porque las escapadas a la playa hayan desaparecido junto con el verano, no significa que tengas que dejar de estar en forma y al aire libre. ¿Sabías que puedes ponerte y mantenerte en forma, y a la vez ahorrar dinero? 

Haz ejercicio al aire libre

Cambia el paisaje para rejuvenecer la mente y el cuerpo. En muchas partes del país, el otoño da lugar a aventuras increíbles al aire libre que te permitirán ponerte en forma sin tener que lidiar con el calor. Además, si quieres hacer un seguimiento de tu actividad física, prueba a instalar una aplicación en tu teléfono para registrar los ejercicios.

  • Andar en bicicleta: No necesitas una bicicleta profesional para comenzar. Puedes usar la que tienes (siempre que esté en buenas condiciones) o conseguir una excelente oferta en Craiglist. ¿Necesitas algo de motivación extra? Comprueba si hay algún grupo de ciclistas en el área. Aquí en Raleigh, una cervecería local ama patrocinar reuniones semanales. ¿Qué mejor manera de celebrar el final de un recorrido de 15 millas que con una jarra de cerveza fría?
  • Correr, trotar o caminar: Con el cambio de hojas, tendrás hermosos paisajes a tu alrededor al explorar el barrio y más allá. ¡Y además invita a un amigo que se quiera sumar a tu recorrido!
  • Canotaje o kayak: ¿Buscas una forma de hacer amigos y ejercitar los brazos? Prueba explorar las aguas en una canoa o un kayak. Busca en Internet o consulta en el centro de recreación local para ver si puedes encontrar una buena oferta de alquiler.

Desafíate a ti mismo y desafía a los demás

¿Necesitas algo de responsabilidad o una forma de involucrar a tus amigos? Prueba a reunir a un grupo de amigos para que te acompañen en un desafío de un mes. También puedes fijar metas individuales de peso y ejercicio o crear una meta grupal, como caminar cierto recorrido todos los días. ¿No sabes a quién preguntarle? Convoca a tus compañeros de trabajo y motívense entre sí para salir a caminar o a hacer ejercicio durante las horas de almuerzo. No solo estarás en mejor forma y serás más productivo, sino que podrías descubrir a un nuevo compañero para sumar a tu círculo de amigos.

Mi suegra se unió a sus colegas de trabajo en un desafío de pérdida de peso y varias personas cumplieron sus metas durante el concurso. Ganaron todos. 

Personaliza la rutina de ejercicios en casa

Si el clima no ayuda o simplemente no quieres que otros te vean hacer ejercicio, puedes quedarte en casa e igualmente ponerte en forma.

No tienes que comprar mucho equipo o rentar un montón de videos para hacer los ejercicios que quieres y necesitas. Puedes usar lo que tienes a tu alrededor (por ejemplo, hacer una rutina de bíceps con latas de sopa) y ponerte esa ropa deportiva pasada de moda (¡nadie te va a juzgar!).

Si quieres cambiar de ejercicios, hay algunos recursos excelentes en internet que pueden ayudarte. Canales tales como FitnessBlender tienen cientos de horas de contenido, que incluye ejercicios corporales o con pesas rusas y entrenamiento por circuitos para personas con diferentes niveles de estado físico.

Obtendrás los mismos resultados como cuando vas al gimnasio y ni siquiera tendrás que buscar estacionamiento.

Reflexiones sobre mantenerse en forma

Espero que estas ideas te ayuden a mantenerte en forma este otoño sin sacrificar tus finanzas. Estoy planeando volver a andar en bicicleta al menos dos veces por semana y aumentar mi fortalecimiento muscular en casa. ¿Y tú? ¿Qué planeas hacer esta temporada?