¿Qué dispositivos relacionados con el trabajo puedo deducir de impuestos?

Gastos phone call

Quizás hayas oído que la nueva ley de reforma tributaria elimina las deducciones de impuestos para los gastos de negocio de empleados no reembolsados a comienzos de 2018 (la declaración que presentas en 2019). Sin embargo, si eres dueño de tu propio negocio, aún puedes deducir tus gastos de negocio en 2018.

Entonces, ¿qué juguetes tecnológicos (oh, disculpa, dispositivos necesarios para trabajar) puedes deducir? Estas son las reglas.

Teléfono celular. Si usas tu teléfono celular exclusivamente para tu negocio, tanto el costo del equipo como el costo del servicio mensual son deducibles de impuestos. Si usas el teléfono para tu negocio en forma parcial, puedes hacer la cuenta. Si 50% del uso es para tu negocio y 50% del uso es para fines personales, puedes deducir la mitad de los costos.

Computadoras, laptops, notebooks y tabletas. De acuerdo con el IRS, tus gastos comerciales deben ser necesarios, habituales y razonables. Eso significa que tu computadora o iPad debe tener un uso comercial. Si trabajas en la industria de la informática, no hay más vuelta que darle. Pero si eres estilista, prepárate para demostrar que necesitas ese dispositivo para pedir insumos, hacer un seguimiento de tus recibos y gastos, etc. Si ese uso requiere una conexión a internet, el para por el servicio de internet también será deducible; pero si tus hijos usan el mismo dispositivo para hacer sus tareas y jugar a videojuegos (o si lo haces tú), solo será deducible la porción comercial de los costos.

Uso de Internet. Si trabajas mientras viajas en el avión o te alojas en un hotel, y pagas por la conexión a internet en vuelo o en el lugar de alojamiento, ese costo es deducible de impuestos si está relacionado con actividades comerciales.

Software. Primero la mala noticia: el último software de videojuegos no es deducible, salvo que estés en la industria de los videojuegos y lo necesites para trabajar. Pero si compras Quickbooks Self-Employed para hacer un seguimiento de los ingresos y gastos de tu negocio y TurboTax para preparar tu declaración de impuestos de trabajador por cuenta propia, esos gastos probablemente sean deducibles de impuestos. Es probable que los programas estándar de oficina, como procesadores de texto y hojas de cálculo, también lo sean. Por supuesto, si usas el software para fines comerciales y personales, es posible que no puedas deducir el costo en su totalidad.

¿Ahora o después? Puedes deducir el monto total del dispositivo en el año en el que fue adquirido, de acuerdo al artículo 179 del IRC, o puedes amortizarlo durante una cantidad de años (en general, de 5 a 7 años) y deducir una fracción del costo cada año. La mayoría de las personas optan por deducirlo todo de una sola vez.

De acuerdo con la nueva ley de reforma tributaria, puedes deducir hasta $1, 000,000 en concepto de equipamiento comercial calificado, a diferencia del monto de $510,000 que establecía el artículo 179 en el 2017. Algunos ejemplos de equipamiento comercial calificado incluyen computadoras, software informático, muebles y equipos de oficina. Los vehículos SUV de seis pasajeros de menos de 14,000 libras que sean utilizados con fines comerciales pueden ser aptos para una deducción de hasta $25,000.

No te preocupes por conocer estas deducciones de impuestos cuando presentes tu declaración. Puedes usar QuickBooks Self-Employed para hacer fácilmente un seguimiento de tus ingresos y gastos comerciales durante todo el año y luego exportar tu información directamente a TurboTax Self-Employed para facilitar la presentación de tus impuestos en el momento de enviar tu declaración.

Tags: