Beneficios Tributarios por Tener Dependientes

Familia stocksy_txp07a66d69zko100_medium_1265552-1

Los niños pueden abrumarte cuando permanecen en casa durante las vacaciones de verano o de invierno, pero también son una bendición a la hora de ahorrar impuestos cuando presentas tu declaración. 

Aunque, de acuerdo con la nueva ley tributaria, la exención por dependientes se eliminó a partir de los impuestos de 2018, aún existen algunos beneficios tributarios que puedes aprovechar para maximizar tu reembolso de impuestos si tienes hijos u otros dependientes. 

Crédito Tributario por Hijos: Puedes calificar para un crédito tributario, que es aún mejor que una deducción de impuestos porque reduce tus impuestos dólar por dólar. El Crédito Tributario por Hijos aumenta a $2,000 en virtud de la nueva ley tributaria (en 2017 era de $1,000) y está disponible si tienes un hijo dependiente menor de 17 años. El límite de ingresos para poder reclamar el Crédito Tributario por Hijos aumenta a $400,000 para parejas casadas que declaran en conjunto y a $200,000 para solteros. 

Si tu hijo dependiente es mayor de 17 años o proporcionas sustento financiero a otro familiar, es posible que igualmente puedas reclamar el nuevo Crédito por Otros Dependientes de $500. 

Crédito por Gastos de Cuidado de Hijos Menores y Dependientes: El cuidado de niños es caro, pero el Tío Sam puede ayudarte con el costo. Si trabajas o buscas trabajo activamente y pagas por el cuidado de tu dependiente menor de 13 años (no hay límite de edad en caso de personas con discapacidad), puedes reclamar el Crédito por Gastos de Cuidado de Hijos Menores y Dependientes. 

Este crédito es una reducción dólar por dólar de tus impuestos, que se basa en los gastos de cuidado de niños, hasta el 35% de $3,000 ($1,050) para un hijo o de $6,000 ($2,100) para dos o más. El crédito varía entre el 20% y el 35% de los gastos de cuidado de niños, de acuerdo con el ingreso. Se consideran gastos aptos los de guarderías, jardines de infantes privados, programas después de clases y cuidado diurno. 

Crédito por Ingreso del Trabajo (EITC, por sus siglas en inglés): Hay disponible un crédito tributario especial si tu salario o tus ingresos por cuenta propia no superan un cierto nivel. La cantidad del crédito que recibes se basa en tus ingresos, estado civil y cuántos hijos calificados tienes. 

El crédito tributario reembolsable que puedes recibir varía entre un máximo de $6,557 si tienes tres o más hijos y $529 si no tienes hijos para el año tributario 2019. A diferencia de otros créditos tributarios, el Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo es reembolsable, de modo que, si el crédito es mayor que el impuesto que debes, igualmente puedes recibir la diferencia como un reembolso de impuestos. 

Límites de ingreso bruto para el año tributario 2019 (los impuestos que presentas en 2020): si tienes tres o más hijos, puedes ganar hasta $50,162 ($55,952 si eres casado declarando en conjunto) y calificar para el crédito. Con dos hijos, ese valor baja a $46,703 ($52,493 si eres casado declarando en conjunto). Si tienes un solo hijo, tus ganancias y tu ingreso bruto ajustado deben ser inferiores a $41,094 ($46,884 si eres casado declarando en conjunto). 

Entonces, la próxima vez que los niños te vuelvan loco durante las vacaciones, recuerda estos ahorros de impuestos y dales un abrazo bien fuerte. 

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que califiques de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte mediante una videollamada unidireccional con un Contador Público Autorizado o un Agente Registrado de TurboTax Live para aclararla. Los Contadores Públicos Autorizados Agentes Registrados de TurboTax Live pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.