Cuatro beneficios tributarios que puedes aprovechar si cuidas niños y adultos mayores

Familia 4 beneficios tributarios que puedes aprovechar si cuidas niños y adultos mayores

Cuidar a alguien en el hogar puede ser un trabajo emocionalmente desgastante y costoso. Ser responsable del bienestar de otra persona puede resultar estresante y, con frecuencia, nada barato. 

Por suerte, el IRS tiene algunos beneficios tributarios disponibles en el caso de que cuides y brindes sustento financiero a un familiar. Aunque no ayuden con la parte emocional de cuidar a un ser querido, los beneficios tributarios asociados podrán contribuir a que reduzcas los costos financieros de hacerlo. 

Crédito tributario por hijos 

Si tienes un hijo/a dependiente, recuerda que el Crédito Tributario por Hijos aumentó a $2,000 para hijos dependientes menores de 17 años. Además, ahora el crédito está disponible para más familias debido al aumento del límite de ingresos máximo, que es de $200,000 para contribuyentes solteros y de $400,000 para aquellos que están casados y declaran en conjunto.  

Un dependiente es alguien a quien le proporcionas, como mínimo, la mitad de su sustento financiero durante un año. En la mayoría de los casos, esto se aplica a los hijos, pero en una cantidad de situaciones que va en aumento, los progenitores que son adultos mayores y otros familiares también pueden considerarse dependientes calificados.  

La reforma tributaria implementó, además, un nuevo crédito de hasta $500 por otros dependientes, disponible en el caso de que proporciones sustento financiero a otra persona que no sea tu hijo/a menor de 17 años.  Si te encargas del cuidado de otro familiar, es casi seguro que este pueda ser elegible para el crédito. 

El IRS te permite reclamar el Crédito por Otros Dependientes si se cumplen los siguientes criterios: 

  • Ser un ciudadano estadounidense, nativo o residente extranjero de los EE. UU. con un número de identificación válido, que puede ser el número de Seguro Social, el Número de Identificación Personal del Contribuyente o el Número de Identificación del Contribuyente para Adopciones. 
  • Tener un ingreso bruto de hasta $4,200 en el año tributario 2019. 
  • Pagar, como mínimo, la mitad de sus gastos básicos. Estos incluyen costos tales como vestimenta, atención médica, vivienda, alimentos y transporte. Si tú y otro contribuyente dividen los gastos, solo uno de ustedes (no ambos) puede reclamar al dependiente. 
  • Si es un familiar, no es necesario que viva contigo; sin embargo, sí debe hacerlo si no lo es. 
  • Por último, no pueden reclamarte a ti como dependiente en otra declaración de impuestos. 

Crédito por gastos del cuidado de hijos menores y dependientes 

El Crédito por Gastos del Cuidado de Hijos Menores y Dependientes se utiliza para pagar los gastos de cuidado de un hijo o dependiente a fin de poder trabajar o buscar trabajo. En la mayoría de los casos, lo utilizan los padres para pagar por el cuidado de sus hijos, pero también se aplica a otros dependientes. 

El crédito es de hasta $1,050 (el 35% de $3,000) si tienes un/a hijo/a menor de 13 años (no hay límite de edad en caso de discapacidad) y de hasta $2,100 (el 35% de $6,000) si tienes dos o más hijos/as menores de 13 años (tampoco hay límite de edad en caso de discapacidad).  

  • Si la persona dependiente es tu cónyuge, debe ser “física o mentalmente incapaz de cuidarse a sí misma y haber vivido contigo durante más de la mitad del año”. 
  • Si, por el contrario, no es tu cónyuge, debe tratarse de una persona que sea “física o mentalmente incapaz de cuidarse a sí misma, que haya vivido contigo durante más de la mitad del año y que:  
  • (a) haya sido tu dependiente; o  
  • (b) pueda haber sido tu dependiente, salvo que haya tenido ingresos brutos equivalentes o superiores a $4,200 o haya presentado una declaración conjunta, o que tú (o tu cónyuge, si declaran en conjunto) puedas haber sido reclamado como dependiente en la declaración de impuestos de 2019 de otro contribuyente”. 

Cabeza de familia 

Si tu estado civil es soltero, podrás presentar tu declaración como cabeza de familia en caso de que tengas un dependiente. Esta opción te permite obtener un ahorro adicional en tus impuestos, ya que la deducción estándar para cabezas de familia es mayor que la deducción estándar para contribuyentes solteros. 

Por ejemplo, la deducción estándar en 2019 para un contribuyente con estado civil soltero es de $12,200, pero aumenta a $18,350 para cabezas de familia. 

Gastos médicos sin reembolsar 

Por último, si tienes gastos médicos de un dependiente no reembolsados, podrás deducirlos de tus impuestos. Se aplican las mismas reglas que para la deducción de tus propios gastos médicos sin reembolsar. Si tienes gastos médicos calificados que superan el 7.5% de tu ingreso bruto ajustado y detallas tus deducciones, podrás deducirlos.  

TurboTax se ocupa de todo 

No te preocupes por conocer los beneficios tributarios disponibles si cuidas de alguien. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo desde la comodidad de tu hogar con un contador público autorizado (CPA) o un agente registrado de TurboTax Live, con un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla. Los contadores públicos autorizados (CPAs) y agentes registrados de TurboTax Live pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración.