¿Qué gastos médicos son deducibles de impuestos?

Deducciones y Créditos de Impuestos A happy doctor checking a child's heart beat.

El artículo a continuación es válido para los impuestos de 2019, los que presentas este año antes de que finalice el plazo en abril de 2020.  

Nadie realmente disfruta de pagar facturas médicas, aún con un buen seguro y un deducible pequeño. Un punto positivo de las facturas abultadas es la oportunidad de reclamar tus gastos médicos como una deducción en tu declaración de impuestos, siempre que tus facturas sean superiores al 7.5% de tu Ingreso Bruto Ajustado en el año tributario, y que puedas detallar tus deducciones.

Si tus tratamientos médicos te cuestan más del 7.5% de tu ingreso, sigue las siguientes cinco reglas para maximizar tu reembolso de impuestos.

El término “médico” no es solo médico

El IRS permite deducciones de impuestos para gastos de cuidado dental y visión, además de los gastos médicos. Esto significa que posiblemente puedas deducir tus exámenes de vista, lentes de contacto, lentes convencionales, visitas al odontólogo, prótesis dentales y tratamientos de conducto radicular.

¿Qué más califica como deducciones médicas? Los tratamientos preventivos y las cirugías, los tratamientos psiquiátricos y psicológicos, y la prescripción de medicamentos y dispositivos médicos (como audífonos y equipos médicos de uso en el hogar) se incluyen en la deducción de gastos médicos.

Incluso, puedes deducir el costo de tus pagos de seguro mensuales si no se realizan antes de pagar los impuestos a través de un plan proporcionado por el empleador, así como, los gastos de viaje para las visitas al médico. La deducción de gastos médicos incluye los gastos médicos que pagas para ti, para tu cónyuge y para tus dependientes.

Gastos no deducibles

Antes de presentar tu declaración, debes saber qué gastos no son deducibles de impuestos. Al igual que todo lo relacionado con impuestos, no puedes recibir beneficios tributarios dos veces.

No puedes reclamar deducciones por gastos que ya te reembolsaron, ya sea a través de tu seguro o de tu empleador. Si estás usando un plan médico de pago por adelantado o algún otro plan de reintegro médico para ayudarte con los gastos, genial. Sin embargo, no puedes reclamar esos gastos como deducciones si ya te los reembolsaron.

También es importante saber que no puedes reclamar cirugías estéticas como deducción médica, salvo que dicha cirugía sea parte de un procedimiento de emergencia o algún otro problema de salud grave. Por lo general, el IRS no permite reclamar cirugías estéticas como deducciones médicas.

Otros artículos no deducibles son los artículos de salud diarios o sin prescripción médica, como pasta dental, jabón, vitaminas o analgésicos de venta libre.

Puedes reclamar gastos médicos si detallas tus deducciones de impuestos

Como lo indica el título, para recibir los beneficios de la deducción de gastos médicos, tienes que calificar para detallar tus deducciones, de modo que tus gastos detallados deducibles, como intereses hipotecarios, impuestos estatales sobre el ingreso, impuestos sobre la propiedad y gastos médicos deducibles, tienen que superar la deducción estándar para el año tributario 2019 ($12,200 para solteros, $18,350 para cabezas de familia y $24,400 para casados declarando en conjunto). No puedes tomar la deducción estándar y reclamar la deducción de gastos médicos al mismo tiempo.

Si eres un trabajador por cuenta propia, puedes deducir las primas de tu seguro médico incluso si no detallas tus deducciones.

Paga tus facturas

¿Sabes cuáles son las facturas médicas que quieres deducir de tus ingresos?

¿Cuándo las pagaste? En lo que concierne al Tío Sam, solo puedes deducir gastos médicos si estos se pagaron dentro del año tributario en el cual estás presentando la declaración. No puedes reclamar gastos del año anterior ni gastos futuros. Si usaste una tarjeta de crédito para pagar facturas médicas en el año tributario, eso contaría como pago dentro del año y podría deducirse.

Rastrea las millas

Los viajes de ida y vuelta a las citas con el médico cuentan. Para 2019, la tarifa de millaje por motivos médicos es de 20 centavos por milla (17 centavos por milla para 2020).  Se incluyen los viajes para buscar medicamentos, las citas con el odontólogo, las consultas de seguimiento y las visitas de urgencia, entre otros. No te pierdas esta valiosa deducción.

Si has incurrido gastos médicos durante este año tributario, podría valer la pena detallar todo simplemente para ver qué tipo de reembolso podría estar disponible.

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones para los que calificas de acuerdo a tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte mediante video unidireccional con un contador público autorizado (CPA) o un agente registrado de TurboTax Live, con un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla. Los contadores públicos autorizados (CPAs) y agentes registrados de TurboTax Live pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.