Consejos Sobre Impuestos para Parejas del Mismo Sexo

Consejos Tributarios twenty20_3c6d7b81-f1d0-44d1-b731-fcdaaa755517-1

En homenaje al mes de junio, que es el Mes nacional del orgullo LGBT, desglosaremos consejos sobre la declaración de impuestos para parejas del mismo sexo.

En 2013, el IRS comenzó a reconocer a los matrimonios entre cónyuges del mismo sexo si estos eran válidos según la ley estatal donde se celebró el matrimonio. Desde 2015, el matrimonio igualitario se legalizó en todos los estados. Eso significa que los matrimonios de parejas del mismo sexo están sujetas a la misma normativa impositiva que los demás matrimonios en todos los estados.

Ahora, los cónyuges del mismo sexo, al igual que las demás parejas casadas, deben declarar impuestos con la presentación de manera conjunta o la presentación de forma separada, y pueden obtener los mismos beneficios fiscales que las parejas casadas heterosexuales. Uno de los principales beneficios para los matrimonios del mismo sexo que residen en estados que no reconocían legalmente el matrimonio es que ahora pueden simplificar el proceso de preparación de declaraciones y presentar una declaración federal y una declaración estatal, y aprovechar los beneficios fiscales que estaban reservados para las parejas casadas.

Presentar conjuntamente y disminuir las tasas impositivas

Dado que las tasas impositivas federales son menores para las parejas que presentan la declaración de manera conjunta, en comparación con presentar la declaración como soltero, la mayoría de las parejas casadas notarán un ahorro en impuestos o una “bonificación por matrimonio”.

Pero con niveles de ingresos elevados, comienza a surgir una diferencia entre los individuos no casados que presentan la declaración como solteros y las parejas casadas que hacen la presentación de manera conjunta. Si ambas partes tienen ingresos elevados similares, es posible que deban más impuestos. Si los ingresos son ampliamente diferentes, es posible que deban menos.

Presentar declaraciones por separado presenta ciertas limitaciones

Es recomendable que una pareja casada presente sus declaraciones por separado para apartar los ingresos de uno de ellos. También se recomienda hacerlo si la pareja no se pone de acuerdo en cómo se deben compartir los reembolsos de impuestos o quién debe pagar cualquier otro impuesto adicional.

Sin embargo, un matrimonio que presenta las declaraciones por separado tiene varias desventajas y limitaciones. Si tienen un hijo en común, únicamente uno de los padres puede reclamarlo en su declaración. Si un cónyuge desglosa las deducciones, también debe hacerlo el otro cónyuge, incluso si sería más conveniente para el otro cónyuge reclamar la deducción estándar.

Olvídate de tomar créditos o deducciones de impuestos especiales, como interés de préstamos de estudio, crédito para el cuidado de niños y dependientes, crédito fiscal por ingreso del trabajo, exclusiones para ingresos de bonos de ahorro utilizados para educación, créditos educativos, crédito para gastos de adopción y crédito para adultos mayores o discapacitados. Ninguno de los mencionados anteriormente se permite en declaraciones separadas. Quienes estén casados y presenten las declaraciones por separado pagarán impuestos en más de sus beneficios de la Seguridad social, no pueden transferir una cuenta IRA y pueden reclamar solo la mitad de las pérdidas de capital que podrían reclamar en una declaración de impuestos conjunta.

No se preocupen por conocer estas leyes sobre impuestos. TurboTax está actualizado y los ayudará a que reciban los créditos y las deducciones de impuestos para las que son aptos en función de sus respuestas a preguntas sencillas. También pueden usar TurboTax TaxCaster para calcular si será mejor para la situación tributaria de ambos presentar las declaraciones como matrimonio por separado o de manera conjunta. Además, con TurboTax TaxCaster podrán obtener una comparación paralela de los impuestos de 2017 y 2018, y ver cómo los afecta la nueva ley de la reforma fiscal.