¿Estás pasando de empleado a trabajador por cuenta propia? A continuación, te explicamos qué significa esto para tus impuestos

Trabajo por Cuenta Propia ¿Estás pasando de empleado a trabajador por cuenta propia? A continuación, te explicamos qué significa esto para tus impuestos

Comenzar tu propio negocio o, incluso, iniciar una actividad secundaria, puede ser muy emocionante. A la vez, pueden ser tiempos de incertidumbre, ya que intentas incursionar en un área de tu negocio en la que es probable que no hayas pensado mucho: los impuestos.

Si bien es posible que estés familiarizado con los impuestos sobre los ingresos personales, cuando te conviertes en trabajador por cuenta propia, tienes que reportar los ingresos y los gastos de tu trabajo por cuenta propia en tu declaración de impuestos. Afortunadamente, no es difícil una vez que sabes lo que tienes que hacer:

Realizar Pagos Trimestrales de Impuestos Estimados

Cuando recibes un salario como empleado, tu empleador maneja las retenciones de impuestos de tus cheques salariales a lo largo del año. Cuando eres trabajador por cuenta propia, eres tú quien las maneja a través de los pagos trimestrales de impuestos estimados. En términos generales, tienes que pagar impuestos estimados si calculas que deberás $1,000 o más por año en concepto de impuestos.

Si tu negocio es nuevo, debes realizar una estimación razonable de tu ganancia neta para poder averiguar tus impuestos estimados. QuickBooks Self-Employed te ayuda a calcular fácilmente tus impuestos estimados durante todo el año. Cuando preparas tus impuestos, TurboTax Self-Employed también puede calcular automáticamente los pagos de impuestos estimados e imprimir los comprobantes de pago para que los envíes al IRS.

Usualmente, el cronograma para los pagos trimestrales de impuestos estimados es el siguiente, pero sin embargo este año la primera y segunda cuota para el 2020 fue extendida hasta el 15 de julio de 2020 para brindar alivio por el coronavirus:

  1. 15 de abril (*Extendida al 15 de julio solo para este año)
  2. 15 de junio (*Extendida al 15 de julio solo para este año)
  3. 15 de septiembre
  4. 15 de enero del próximo año

* Si el día 15 cae en fin de semana o en un día feriado, el vencimiento pasa al próximo día laborable. No olvides que la fecha límite de pago del cuarto trimestre para los impuestos de 2019 es el 15 de enero de 2020.

QuickBooks Self-Employed te permite enviar de forma electrónica al IRS los pagos trimestrales del impuesto estimado. La declaración electrónica es rápida y genera menos errores porque no tienes que volver a ingresar información en la chequera ni en el sistema del IRS. También puedes pagar tus impuestos estimados a través del Sistema de Pago Electrónico de Impuestos Federales (EFTPS, por sus siglas en inglés). Además de que el pago es inmediato, es gratis. Otra opción es enviar el pago por correo postal. El IRS tiene direcciones postales específicas según el estado en el que vivas. Ten en cuenta que tus pagos deben tener estampillados por el correo postal antes de la fecha límite para evitar multas.

Si trabajaste como empleado y también tuviste tu negocio por cuenta propia durante el año, es posible que puedas pedirle a tu empleador que te quite más de tus cheques salariales para compensar lo que deberás pagar en impuestos estimados. La calculadora TurboTax W-4 puede ayudarte a estimar fácilmente tu retención de impuestos.

Además, ten en cuenta que hay algunos créditos tributarios nuevos disponibles de acuerdo con la Ley CARES si trabajas por cuenta propia y te viste afectado por el coronavirus. Los nuevos créditos son los créditos calificados por licencia familiar y por enfermedad, los cuales puedes reclamar en tu declaración de impuestos de 2020. Si eres elegible, puedes tomar en consideración los créditos y reducir tus impuestos estimados del cuarto trimestre.

El impuesto por el trabajo por cuenta propia se calcula al momento de presentar impuestos

Además del impuesto federal sobre el ingreso, también tendrás que pagar el impuesto sobre el trabajo por cuenta propia, que TurboTax Self-Employed calcula automáticamente cuando preparas tu declaración de impuestos. Es el impuesto que pagan los trabajadores por cuenta propia por el Seguro Social y Medicare.

Como empleado, pagabas el impuesto que establece la Ley de Contribución al Seguro Federal (FICA, por sus siglas en inglés), que era el 7.65% de tu ingreso bruto. Tu empleador también pagaba un porcentaje equivalente, lo que da un total del 15.3%. Cuando eres trabajador por cuenta propia, tienes que pagar ambos impuestos, o el 15.3%. La buena noticia es que el IRS te permite deducir la mitad del impuesto del trabajo por cuenta propia contra tu ingreso para los fines del impuesto federal sobre el ingreso. Por último, recuerda que el 15.3% se calcula solo sobre tus ingresos netos del negocio y, por eso, cuantos más gastos comerciales deducibles de impuestos tengas, menor será el impuesto.

Realizar el seguimiento de ingresos y gastos

Para calcular los pagos de impuestos estimados, tendrás que poder realizar el seguimiento de tus ingresos y gastos. QuickBooks Self-Employed te ayuda a realizar el seguimiento de los ingresos, los gastos y el millaje durante todo el año. Luego, puedes exportar fácilmente la información a tu declaración de impuestos de TurboTax Self-Employed.

Configura tu propio plan de retiro

Dado que ya no contarás con un plan de retiro del empleador, tendrás que crear uno propio si quieres aplazar parte de tu ingreso y guardarlo para cuando te jubiles.

Existen algunas opciones básicas para el trabajador por cuenta propia:

  • Cuenta individual de retiro (IRA, por sus siglas en inglés): es el tipo de plan de jubilación más simple, en especial cuando tienes un negocio nuevo. A través de una cuenta IRA, puedes realizar contribuciones deducibles de impuestos de hasta $6,000 por año, o $7,000 a partir de los 50 años para el año fiscal 2020.  Usualmente, puedes realizar contribuciones para el año anterior hasta la fecha limite para declarar impuestos de abril para ese año fiscal y tener un impacto en tus impuestos.
  • Cuenta IRA de pensión simplificada para empleados (SEP IRA, por sus siglas en inglés): es un plan mucho más generoso, que podría ser una mejor opción para más adelante, cuando tu ingreso sea mayor. Te permite realizar contribuciones del 25% de tu ingreso neto del negocio, hasta un máximo de $57,000 para el 2020.
  • Plan Solo 401(k): Es un plan 401(k) individual, pero también puedes incluir a tu cónyuge si participa en el negocio. Al igual que en un plan 401(k) regular, puedes realizar contribuciones de hasta $19,500 como empleado en 2020 (o $26,000 a partir de los 50 años), pero también puedes realizar una contribución equivalente a la del empleador de hasta el 25% de tu compensación neta. La contribución máxima total al plan es de $57,000 en 2020 ($63,500 a partir de los 50 años).

Obtén un seguro médico

Como propietario de un negocio por cuenta propia, tendrás tres opciones básicas si quieres tener cobertura médica:

  1. Continúa con el plan de tu empleador anterior. Esta opción será cara, porque tu empleador ya no subsidia tu seguro. Tendrás cobertura por un plazo de hasta 18 meses.
  2. Si eres casado y tu cónyuge tiene el plan de su empleador, puedes obtener la cobertura allí.
  3. Adquirir un plan a través del Mercado de Seguros Médicos. Como propietario de un negocio nuevo, es posible que tu ingreso sea lo suficientemente bajo como para calificar a un crédito tributario de prima.

Una ventaja de ser trabajador por cuenta propia es que el IRS te permite deducir el costo de las primas del seguro de salud que pagaste, sin tener que detallar nada ni cumplir determinados límites, los cuales  sí deben ser cumplir un empleado, lo que te permite ahorrar dinero en impuestos.

Como puedes ver, aunque el trabajo por cuenta propia puede generar situaciones tributarias adicionales, y que tengas que ocuparte de planificar tu retiro y tu cobertura de seguro médico, tendrás la ventaja de poder gozar de las ganancias potencialmente ilimitadas del trabajo por cuenta propia, así como de mayor libertad en tu vida y en tu ocupación.

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas sobre ti y tu negocio, y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que calificas de acuerdo con tus respuestas. Además, TurboTax Self-Employed buscará y te dará las deducciones específicas de la industria para las que eres elegible. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un contador público autorizado (CPA) o un agente registrado de TurboTax Live Self-Employed, con un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla.  Los contadores públicos autorizados y agentes registrados de TurboTax Live Self-Employed pueden atenderte durante todo el año en inglés y en español, y pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.