Acabo de Comenzar mi Actividad Como Agente de Bienes Raíces por Cuenta Propia. ¿Cuáles Son las Implicancias Impositivas?

Trabajo por Cuenta Propia Acabo de Comenzar mi Actividad Como Agente de Bienes Raíces por Cuenta Propia. ¿Cuáles Son las Implicancias Impositivas?

¿El año pasado comenzaste tu actividad como agente de bienes raíces por cuenta propia? Si es así, ahora tienes tu propio negocio y puedes aprovechar muchos beneficios tributarios relacionados con llevar adelante tu propio negocio.

Es importante tener en cuenta que ser agente de bienes raíces no es simplemente vender una propiedad: también implica ser trabajador por cuenta propia. Eso significa que dejas de percibir un salario y, con ello, las retenciones de impuestos.

Lo que percibes, en cambio, son ingresos por comisiones y, al finalizar el año, el comisionista presenta un formulario 1099-Misc, en lugar del W-2. Desde el punto de vista tributario, eso cambia todo.

Ingresos por comisiones

La compensación será en función de la actividad de ventas por la venta de propiedades. El pago que recibirás será un porcentaje de la comisión bruta sobre las operaciones de venta, según una división predeterminada con el comisionista y los demás agentes involucrados.

Por lo general, no se retienen impuestos de esos ingresos y, a fin de año, el comisionista emite un formulario 1099-MISC del IRS. A efectos del impuesto sobre el ingreso, los ingresos que declares en ese formulario representarán el ingreso bruto que se informará en el anexo C de la declaración del impuesto federal sobre los ingresos. Del ingreso bruto podrás deducir gastos directamente relacionados con el negocio para llegar a los ingresos netos.

Dado que no se retiene ningún impuesto sobre el ingreso, es importante recordar realizar pagos de impuesto estimado trimestrales. El impuesto sobre el ingreso es un impuesto “sobre la marcha”, de modo que corresponde realizar pagos de impuesto estimado trimestrales, en general, si crees que deberás, como mínimo, $1,000 en impuestos.

Gastos del negocio deducibles de impuestos

Una de las ventajas que tienes por ser trabajador por cuenta propia es la cantidad de gastos del negocio deducibles de impuestos en los que puedes incurrir.

Los gastos típicos de un agente de bienes raíces incluirán:

  • Gastos de capacitación y concesión de licencias.
  • Gastos de automotor por el uso comercial de tu vehículo en conexión con tu actividad de ventas de bienes raíces. (Puedes usar los gastos reales o la asignación de millas del negocio del IRS de $0.545 por milla para 2018 ($0.58 por milla para 2019).
  • Costos de marketing y publicitarios que pagas directamente en la venta de las propiedades.
  • Viajes, si asistes a alguna convención, a sesiones de capacitación o a conferencias fuera de la ciudad.
  • Comidas que pagas cuando te reúnes con clientes con fines comerciales. Según las pautas del IRS, puedes deducir el 50% del costo de las comidas relacionadas con el negocio.
  • Oficina en el hogar, si trabajas fuera del hogar. Si tienes una oficina en el hogar que representa el 10% de la superficie del hogar, podrás deducir el 10% de los gastos del hogar, como intereses hipotecarios, impuestos sobre bienes muebles, alquiler y servicios públicos.
  • Compras de equipamiento de oficina, como un equipo informático, una impresora, un smartphone o un fax exclusivos para el negocio.
  • Gastos de Internet y de teléfono celular.

QuickBooks Self-Employed te ayudará a llevar un registro de los ingresos, los gastos y las millas del negocio, y a capturar los comprobantes durante todo el año, información que luego podrás exportar a tu declaración de impuestos de TurboTax Self-Employed o TurboTax Live Self-Employed.

Impuesto sobre el trabajo por cuenta propia

Dado que ahora trabajas por cuenta propia, tus ingresos estarán sujetos al impuesto sobre el trabajo por cuenta propia. Es el 15.3%, pero se aplica a los ingresos netos del negocio, no al ingreso bruto declarado en el formulario 1099.

Por ejemplo, si en el formulario 1099 se indica un ingreso bruto de $30,000, pero tienes $10,000 de gastos del negocio, los ingresos netos son de $20,000. Ese es el importe que estará sujeto al impuesto sobre el trabajo por cuenta propia.

Y, afortunadamente, puedes deducir la mitad de dicho impuesto como gasto de los ingresos en relación con el impuesto federal sobre los ingresos.

Contribuciones de retiro de negocio propio

Esta es otra táctica que puedes usar para reducir el ingreso imponible. No reducirá tus ingresos para el cálculo del impuesto sobre el trabajo por cuenta propia, pero sí lo hará para el impuesto federal sobre los ingresos.

Por lo general, las contribuciones que se realizan a un plan de retiro son deducibles de impuestos. El plan más básico es la cuenta personal de jubilación (IRA) tradicional, que te permite contribuir y deducir hasta $5,500 ($6,500 si eres mayor de 50 años) en 2018 para una IRA.

Pero eso es solo el comienzo. Hay otro plan de retiro que puedes usar y que tal vez te permita una deducción de impuestos mucho mayor. Una SEP IRA, una cuenta IRA de un plan simplificado de pensiones para empleados (SEP), te permite contribuir con el 25% de tus ingresos netos o hasta $55,000 para 2018 (el importe que resulte menor).

También puedes hacer una contribución de 2018 a una IRA tradicional o a una SEP-IRA hasta que finalice el plazo para los impuestos y, posiblemente, disminuir tu obligación tributaria para 2018. Solo asegúrate de que el administrador del plan sepa que realizas una contribución de 2018.

No te preocupes por conocer estas normativas impositivas.  TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto. TurboTax Self-Employed encontrará las deducciones de impuestos específicas del sector que tal vez ni siquiera sabías que existían.

Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con uno de los contadores públicos autorizados o agentes registrados de TurboTax Live Self-Employed, que tienen un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla.  Además, un contador público o un agente registrado de TurboTax Live Self-Employed puede revisar, firmar y presentar tus impuestos, todo ello desde la comodidad de tu hogar.