Skip to content
NewTurboTax blog is NOW bilingual Español English

Obtén las noticias más recientes con respecto al tercer cheque de estímulo

blog.turbotax.intuit.com > TurboTax Blog Español > Planificación de Impuestos > Todo lo que debes saber acerca de los impuestos sobre la propiedad

Todo lo que debes saber acerca de los impuestos sobre la propiedad

Planificación de Impuestos Todo lo que debes saber acerca de los impuestos sobre la propiedad

A raíz del auge del mercado inmobiliario en los Estados Unidos, es posible que hayas comprado tu primera vivienda recientemente y te preguntes qué debes saber acerca de los impuestos sobre la propiedad.

¿Qué es el impuesto sobre la propiedad?

Es un impuesto que se paga sobre los bienes inmuebles u otros tipos de bienes de los que seas propietario. El impuesto sobre la propiedad es un tipo de impuesto ad valorem, es decir, toma en cuenta el valor tributario de la propiedad. Por lo general, el impuesto sobre la propiedad se basa en la ubicación y la valuación tributaria del bien.

Los gobiernos estatales y locales suelen valuar y cobrar el impuesto sobre la propiedad anualmente. El impuesto puede variar de manera significativa dentro de un estado e incluso entre condados vecinos.

Lecciones clave

  • ¿Cómo se calcula el impuesto sobre la propiedad? Para determinar el impuesto sobre la propiedad, se multiplica el valor tributario del bien por la tasa impositiva básica, que es un porcentaje establecido por la autoridad tributaria municipal. En ciertos casos, también se incluyen consideraciones especiales en el valor total de los impuestos sobre la propiedad.
  • ¿Por qué tenemos impuestos sobre la propiedad? Los impuestos sobre la propiedad son impuestos locales que financian programas de gobierno locales y ayudan a pagar servicios y proyectos en beneficio de la comunidad.
  • ¿Cuál es la diferencia entre los impuestos sobre la propiedad y los impuestos sobre bienes raíces? Aunque se usan indistintamente, no son lo mismo. El impuesto sobre bienes raíces es un tipo de impuesto sobre la propiedad, pero, no todos los impuestos sobre la propiedad son impuestos sobre bienes raíces. Los impuestos sobre bienes raíces imponen un impuesto sobre los bienes inmuebles, como tu vivienda, y otros impuestos sobre la propiedad, como los impuestos sobre la propiedad personal, imponen bienes tangibles y transportables que sean de tu propiedad, como vehículos.

¿Cómo se calcula el impuesto sobre la propiedad?

Por lo general, para calcular el impuesto sobre la propiedad, se multiplica el valor del bien por la tasa impositiva básica:

Valor tributario x tasa impositiva = Impuesto sobre la propiedad 

Por ejemplo, si el valor tributario de tu vivienda es de $200,000 y la tasa impositiva de tu condado es del 2%, el impuesto sobre tu propiedad sería de $4,000 ($200,000 x 0.02 = $4,000). Tu factura del impuesto sobre la propiedad suele pagarse anualmente al tasador de impuestos o puede dividirse de manera mensual e incluirse en el pago de tu hipoteca. Luego, tu prestamista enviará el impuesto sobre la propiedad que incluiste en el pago de tu hipoteca al recaudador de impuestos.

¿Qué es el valor tributario del bien?

El valor tributario de tu propiedad no debe confundirse con el precio que pagaste por tu vivienda ni con el precio al que podrías venderla (este es el “valor de tasación” o el “valor de mercado”). Quien proporciona el valor tributario de tu propiedad es el tasador de impuestos o de impuestos sobre la propiedad del gobierno local. Ese valor tributario suele ser menor que el valor de mercado de la propiedad. Esto funciona a tu favor, ya que el impuesto sobre tu propiedad se basará en ese valor inferior.

Averiguar el valor tributario de tu propiedad es muy sencillo. Debe estar indicado en tu factura de impuestos sobre la propiedad más reciente, o puedes hacer una búsqueda rápida de tu propiedad en el sitio web de tu recaudador de impuestos sobre la propiedad o tasador de impuestos.

¿Qué es una tasa impositiva?

Las tasas impositivas son establecidas por los gobiernos y autoridades locales, y variarán en función de dónde está situada la propiedad. Las tasas de impuesto sobre la propiedad pueden variar significativamente dentro de un estado y entre ciudades vecinas.

Es posible que tu tasa de impuesto se exprese como una “tasa de amillaramiento”, en lugar de expresarse en forma de porcentaje. Simplemente, una “unidad de amillaramiento” equivale a la milésima parte de un dólar. Si la tasa del impuesto sobre tu propiedad es de 10 unidades, pagarías $10 por cada $1,000 del valor tributario de la propiedad. Si tu vivienda tiene un valor tributario de $200,000 a una tasa de 10 unidades de amillaramiento, el impuesto sería de $2,000 ($200,000 x 0.01 = $2,000). A veces, con el fin de ayudar a reducir la factura de impuestos, las autoridades tributarias solo imponen una porción del valor tributario, en lugar del total.

Es importante tomar en cuenta que estas tasas de impuesto sobre la propiedad no son permanentes y pueden cambiar. Mantente al día con la tasa y las valuaciones tributarias del impuesto sobre la propiedad de tu condado o ciudad para evitar sorpresas en tu factura de impuestos.

¿Por qué tenemos impuestos sobre la propiedad? 

Los impuestos sobre la propiedad se usan para financiar muchos servicios e iniciativas que afectan la vida diaria. Los impuestos sobre la propiedad financian programas gubernamentales locales, como policías, bomberos, bibliotecas, mantenimiento de rutas y piscinas, y actividades comunitarias. Estos servicios y proyectos que nacen de los impuestos sobre la propiedad benefician a la comunidad en la que vives.

¿Cuál es la diferencia entre el impuesto sobre la propiedad personal y el impuesto sobre bienes raíces? 

Los términos impuestos sobre la propiedad e impuestos sobre bienes raíces suelen usarse indistintamente. Sin embargo, aunque es cierto que el impuesto sobre bienes raíces es un tipo de impuesto sobre la propiedad, no todos los impuestos sobre la propiedad son impuestos sobre bienes raíces.

Los impuestos sobre bienes raíces imponen solo bienes inmuebles, como tu vivienda o propiedad de alquiler, pero, los impuestos sobre la propiedad personal imponen bienes muebles, como vehículos. Las empresas también deben pagar impuestos sobre la propiedad personal de la que sean propietarias o arrendatarias, como maquinaria, instalaciones, mobiliario de oficina y equipos.

¿Cómo pago los impuestos sobre la propiedad?

Por lo general, hay dos formas en que las personas pagan sus facturas de impuestos sobre la propiedad:

  1. Una vez que llega la factura de impuestos (una vez al año o cada seis meses), haces un pago en línea o mediante un cheque.
  2. Mensualmente cuando pagas tu hipoteca (si tienes una cuenta de depósito), tu prestamista separa el dinero que pagas en concepto de impuestos sobre la propiedad en una cuenta de garantía a fin de pagar la factura de impuestos correspondiente. Piensa en la cuenta de garantía como una cuenta de ahorro para cuando llega la factura de impuestos sobre la propiedad.

¿Qué sucede si no pago mis impuestos sobre la propiedad? 

Si no pagas tus impuestos sobre la propiedad, la autoridad tributaria podría realizar un derecho de retención por impuestos sobre tu bien. Un derecho de retención por impuestos es una demanda legal contra la propiedad u otros activos financieros de los que seas propietario. Un derecho de retención por impuestos no implica la toma de posesión de tu propiedad, pero, si la vendieras, el gobierno local podría tener derecho a una parte o la totalidad de las ganancias de la venta del bien o activo para cubrir los impuestos sobre la propiedad sin pagar.

¿Cómo deduzco los impuestos sobre la propiedad en mi declaración de impuestos? 

Si puedes detallar tus deducciones (en lugar de tomar la deducción estándar), puedes deducir en tu declaración de impuestos hasta $10,000 ($5,000 si eres casado y presentas tu declaración por separado) en combinación con los impuestos sobre la propiedad y los impuestos locales y estatales sobre los ingresos o los impuestos sobre las ventas.

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que califiques de acuerdo con tus respuestas.

Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un experto en impuestos de TurboTax Live, con 12 años de experiencia, para aclararla. Los expertos en impuestos de TurboTax Live pueden atenderte en inglés y en español, todo el año y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos o solicita que un experto en impuestos de TurboTax Live se encargue de preparar tus impuestos en su totalidad.