Cómo equilibrar tu presupuesto durante el mes de ahorros universitarios

Planificación de Impuestos Caucasian college students revising their notes before classes.

La deuda por un préstamo estudiantil es una carga enorme para muchas familias y para muchos estudiantes. De hecho, la deuda promedio para la clase de 2017 es de aproximadamente $39,400.

Como padres quisiéramos poder evitar que nuestros hijos tengan una deuda demasiado alta cuando se gradúen y comiencen su vida profesional, incluso si para esto se necesita ahorrar dinero en un fondo universitario. Sin embargo, la realidad es que después de pagar las cuentas, cancelar deudas e invertir para el retiro, no queda mucho dinero extra para ahorrar para los costos asociados con la educación superior de tus hijos.

Estas son algunas claves para que puedas separar dinero para la universidad sin sacar demasiado de tus otras metas financieras.

El tiempo puede ser un aliado

En primer lugar, si tus hijos están en la escuela primaria o son aún más pequeños, tienes una ventaja enorme a la hora de ahorrar para la universidad: tiempo.

Abrir una cuenta de ahorro para la educación (ESA, por sus siglas en inglés) Coverdell o suscribirse a un plan 529 puede ser una excelente forma de ahorrar para los gastos universitarios que tu hijo tendrá más adelante, así como para obtener algunas exenciones tributarias (¡piensa en los impuestos!). Este tipo de cuenta te permite ahorrar e invertir dinero a través de los años. Cuanto más tiempo tengas entre que el inicio de tus contribuciones y cuando comiences a retirar dinero, mejor.

Un interés compuesto puede ayudarte a multiplicar tus contribuciones y a obtener un monto más grande sin tener que invertir toneladas de dinero. Con ambos tipos de cuentas, inviertes el dinero y este aumenta libre de impuestos. Si se usa para gastos de educación (como pagos a una institución educativa calificada), también puedes retirar dinero libre de impuestos.

Las cuentas ESA se pueden utilizar para pagar gastos K-12; sin embargo, tienes un límite de contribución máxima de $2,000 al año. Por su parte, el plan 529 no tiene ningún límite de contribución, aunque la mayoría de los padres fija su tope de contribuciones anual en $15,000 para que no los alcance el impuesto federal sobre donaciones.

Beneficios del plan 529 con la reforma tributaria

Con la nueva ley de reforma tributaria, se han implementado algunos cambios en el plan 529. Con la ley tributaria anterior, los beneficios de los planes 529 se limitaban solo a la educación universitaria, pero ahora la ley expande su uso y los padres pueden utilizar el plan 529 para pagar la educación de sus hijos en escuelas privadas, tanto en el nivel primario como en el secundario.

Este era un beneficio que anteriormente solo brindaba la cuenta de ahorro para la educación (ESA) Coverdell. El plan 529 ahora está disponible para padres de hijos pequeños que estudian en escuelas privadas y expande las opciones que los padres tienen para educar a sus hijos, dado que, si eligieron enviarlos a una escuela privada, verán algunos beneficios tributarios.

Debes consultar también si tu estado ofrece una deducción de impuestos para tus contribuciones, ya que deducirlas es un proceso muy sencillo y directo.

El arte de obtener una beca

¿Qué ocurre si tu hijo es más grande y no tienes tantos años antes de que ingrese a la universidad? ¿Cómo puedes ponerte al día con los ahorros? En primer lugar, puedes ayudar a que tu hijo aprenda el arte de obtener una beca.

Cuando me entrevisté con Pam Andrews, entrenadora de admisiones universitarias y estratega de becas, aprendí que hay muchas formas de hacer girar el balón:

  • Conocer las opciones que ofrecen las escuelas. El hijo de Pam estudiaba arte, de modo que comenzaron a evaluar escuelas de arte altamente calificadas, así como opciones dentro del estado que ofrecieran programas de arte intensivos. También tuvieron en cuenta cuán generosa era cada escuela con sus paquetes de ayuda financiera.
  • Revisar todas las conexiones. A la hora de buscar, no te enfoques solo en los sitios populares de becas. Comprueba si tu empresa, alguna organización profesional/recreativa o la industria ofrecen becas.
  • Todo suma. Si bien una gran cantidad de dólares puede ser atractiva cuando se intenta decidir dónde solicitar una beca, puedes estar seguro de que habrá mucha competencia. Mezcla y distribuye tus solicitudes para que puedas aumentar los fondos de tu beca mediante varios programas.

¡Ella usó estas estrategias y otras más para ayudar a su hijo a obtener más de $700,000 en becas!

Ajustar el presupuesto para ahorros universitarios

De cualquier manera, necesitas dinero para contribuir al fondo universitario de tu hijo. Como recién comienzas, recuerda hacer lo siguiente:

  • Conoce tus números: El primer paso es ver si tienes alguna fuga de dinero en tu presupuesto: esos gastos extras que no están exactamente dentro de él. Herramientas tales como Mint hacen que obtener lo que necesitas sea muy fácil. También puedes hacer un seguimiento de tus gastos para tener mayores posibilidades de mantenerte dentro del presupuesto al mirar tu propio progreso.
  • Concéntrate en un gasto a la vez: Sé que queremos eliminar todos los gastos juntos; sin embargo, si quieres ahorrar para la universidad sin un gran impacto en la moral, debes ir a paso lento y firme para ganar la carrera. Plantea un desafío monetario: es una forma divertida de reducir tus gastos, que se pueden redirigir al fondo universitario.
  • Ganar dinero extra en tus tiempos libres: Honestamente, a veces solo necesitas ganar más dinero si quieres cumplir todas tus metas. Y eso no significa que debes atarte a otro trabajo. Trabajar con un cronograma flexible con opciones paralelas como Uber o Fiverr puede marcar una gran diferencia en tu presupuesto si estás interesado en hacer algo de dinero extra. 

Reflexiones sobre los ahorros universitarios

Me encantaría conocer tu opinión acerca de los ahorros universitarios. ¿Cómo haces malabares con todo? ¿A qué planes estás aportando?