Cinco consejos tributarios de fin de año para parejas recién casadas

Read the Article

Quienes escribimos sobre finanzas personales siempre nos centramos en los dólares y centavos de la vida, por lo que es bueno recordar para qué estamos trabajando (en especial, cuando el evento es algo como una boda). Desafortunadamente, una vez que se terminan el champán y el pastel, y el DJ apaga la música, debemos transportarnos de este lugar mágico a la realidad.

Con esa realidad vienen los impuestos y los desafíos que debe enfrentar una pareja recién casada. Después de la luna de miel, es hora de tomar en serio las finanzas como pareja, lo que incluye poner en orden tu situación tributaria. Recuerda que tu estado civil es el que tienes el 31 de diciembre. Esto significa que, si te casaste el 31 de diciembre, se te considera casado durante todo el año tributario.

Al acercarse el final del año y considerar el nuevo estado civil de persona casada que presenta su declaración de forma conjunta, te brindamos cinco consejos para que tengas en cuenta:

1. Cambia tu nombre registrado en la Administración del Seguro Social: el primer paso es cambiar el nombre que aparece en tu tarjeta del Seguro Social. El nombre que tengas registrado en la Administración del Seguro Social (SSA; por sus siglas en inglés) debe coincidir con el nombre que tienes en tu declaración de impuestos. Si cambiaste de nombre después de casarte, debes asegurarte de que se refleje en todas las dependencias correspondientes. Debes completar y presentar un Formulario SS-5 en la oficina local de la Administración del Seguro Social. Recibirás una tarjeta nueva, pero tu número de Seguro Social seguirá siendo el mismo. Si no cambiaste tu nombre después de casarte, no es necesario que presentes ese formulario en la Administración del Seguro Social.

Te recomendamos que cambies tu nombre en la SSA antes de intentar cambiarlo en tu licencia de conducir o en cualquier otro documento. Puede ahorrarte mucho tiempo, ya que el documento de la SSA puede usarse como comprobante para la licencia, que luego se usa como comprobante para todo lo demás (facturas de servicios básicos, bancos, tarjetas de crédito).

2. Revisa tus retenciones de impuestos: ahora que tienes un estado civil nuevo para fines de impuestos, es importante revisar tus retenciones. ¿Con tu nuevo estado calificas para más deducciones de impuestos, o tus ingresos combinados con los de tu cónyuge te colocan en una categoría tributaria más alta? Si es así, es posible que debas cambiar tus exenciones de retenciones. TurboTax tiene una excelente calculadora para el formulario W-4que permite consultar fácilmente cuántas exenciones de retenciones deberías reclamar para aumentar tu reembolso de impuestos, o bien, tus ingresos netos.

3. Revisa tu estado civil para fines de presentación: en casi todos los casos, la mayoría de las parejas casadas obtienen un beneficio tributario cuando presentan sus impuestos como casados declarando en conjunto. Sin embargo, según cuál sea tu situación tributaria individual este año, podría tener sentido ver qué estado civil (casado que presenta una declaración conjunta o casado que presenta la declaración por separado) te produce el reembolso de impuestos más grande. Puedes usar TurboTax TaxCastergratis para comparar las dos situaciones.

4. Considera TODAS las deducciones de impuestos posibles: si presentas tu declaración de impuestos de manera conjunta, las deducciones de impuestos de tu cónyuge también te corresponden a ti. Revisa las deducciones de impuestos que tuviste el año anterior. Si recién te casaste, es posible que puedas aprovechar las generosas donaciones caritativas de tu cónyuge para ayudar a reducir tus impuestos. Considera las pérdidas de inversiones, los créditos por cuidado de dependientes, los créditos para la educación, los intereses hipotecarios y otras deducciones de impuestos. Repasa las finanzas de ambos, identifica las deducciones de impuestos conjuntas y determina si todavía tienes tiempo para tomar otras deducciones antes de que termine el año.

No te preocupes por conocer todas las deducciones de impuestos posibles. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas.

5. Hagan juntos algunos movimientos que les ahorren impuestos: ahora que son una pareja casada, hay algunos movimientos que pueden hacer juntos hasta el 31 de diciembre con el fin de aumentar su reembolso de impuestos. Si, al unir sus vidas, tuvieron que dejar atrás algunas prendas de sus clósets, pueden donar esa ropa y obtener una deducción de impuestos. También es posible que los dos puedan maximizar sus planes 401(k), lo que reducirá sus ingresos sujetos a impuestos y aumentará su primer reembolso de impuestos conjunto.

Estos son solo algunos de los consejos sobre impuestos que les daría a mis amigos recién casados. ¿Te casas pronto? ¿Qué es lo que más te ilusiona?

Los comentarios están cerrados.