Cómo el usar bitcoins para pagar la renta afecta tus impuestos

Ingresos e Inversiones Shot of an unrecognizable woman working from home

El año pasado, para celebrar nuestro aniversario, nos fuimos a Charleston, en Carolina del Sur. Mientras viajábamos por un pequeño pueblo, vimos un anuncio de una cafetería local que ofrecía su propio sistema de pago, inspirado en bitcoins. Si bien tal vez esa no es la manera adecuada de pensar en una cadena de bloques, creo que representa el enorme cambio de conciencia de las personas acerca de las criptomonedas en general.

Vivimos en un mundo con varios tipos de criptomonedas, el más conocido y más popular es el bitcoin, que ahora se puede usar para hacer compras en Internet. Con algunas aplicaciones, incluso puedes usar bitcoins para pagar la renta. Es insólito, ¿cierto?

Aunque la volatilidad de su valor hace que las personas lo consideren como un juego, se puede usar como una moneda. Por ese motivo, hay algunas consideraciones financieras que se deben tomaren cuenta, sobre todo cuando se trata de impuestos. Este universo es bastante nuevo y, a medida que las criptomonedas evolucionan, el proceso de cambio continúa. De todos modos hay algunas pautas que pueden facilitarte el procedimiento cuando debas declarar tus impuestos.

¿Cómo reporto los bitcoins en mis impuestos?

Si bien es una moneda digital, el IRS espera que reportes tus ganancias en bitcoins. (Si se tratara de dinero exento de impuestos, no tengas dudas de que más personas se abalanzarían sobre ellos). Según el IRS, el bitcoin se considera un activo, no una moneda. Los impuestos que debes pagar dependen de cómo usas tu ganancia en bitcoins.

Además, es fundamental mantener registros precisos porque la rentabilidad que obtengas se grava en función del tiempo que conserves tus bitcoins antes de venderlos; entonces, se puede gravar como ganancia de corto plazo o con una tasa menor si la ganancia es de largo plazo.

El mismo criterio se aplica a la renta porque se trata de un evento gravable ya que vendes bitcoins para hacer el pago, y la operación de venta de bitcoins es gravable. Si obtuviste rentabilidad al usar bitcoins para pagar la renta, esa rentabilidad se grava como ganancia de corto plazo o con una tasa menor si la ganancia es de largo plazo.

Según tu ocupación (sobre todo los trabajadores independientes que trabajan en tecnología), tal vez tengas algún cliente que paga en bitcoins. Si ese es el caso, los bitcoins que recibes se gravan como ingresos de trabajos por cuenta propia, si trabajas por tu cuenta. Si trabajas en relación de dependencia, se incluirán en tu salario en el formulario W-2.

Reportar bitcoins en tus impuestos no es tan estresante como piensas. La clave es mantener registros muy precisos (¡gracias cadena de bloques!) de lo que compras y lo que vendes.

Consideraciones sobre los bitcoins

No te preocupes por conocer las leyes sobre impuestos. TurboTax se ocupa de todo, además de hacerte preguntas sencillas y de darte los créditos y las deducciones de impuestos para las que calificas. Si tienes alguna duda en el momento de presentar la declaración, puedes conectarte en vivo mediante un video unidireccional con un Contador Público Autorizado o Agente Registrado de TurboTax Live para aclararla.

Con los bitcoins como tema de nuestra conversación, me encantaría conocer tu opinión. ¿Has usado bitcoins? ¿Has pagado facturas con ellos?