Cómo Ahorrar Mientras Planeas tu Boda

Ingresos e Inversiones Portrait of a couple on their wedding day
La temporada de bodas está comenzando y, para muchas parejas, es el evento más costoso y más importante que hayan planificado. Si bien planificar semejante acontecimiento puede ser sumamente abrumador, ten en cuenta que, con un evento bien planeado, puedes disfrutar de un día que recordarás por siempre, sin romper tu presupuesto.


Fijen el presupuesto

Todo comienza con los números. Siéntense y conversen sobre cuál es el presupuesto para el gran día. ¿Pagarán todo ustedes o tendrán algún tipo de ayuda?

Ciertas herramientas, como Mint, les permiten organizar los gastos para que el dinero no les genere estrés. (¡Ya tienen suficiente de lo cual preocuparse!). Una vez que hayan determinado de cuánto disponen para gastar, pueden asignarlo como deseen.

Decidan qué es lo que no debe faltar

Cada pareja es diferente, y su boda es un reflejo de ello. Permitan que esa cualidad única resplandezca y elijan cuáles son aquellos aspectos que son más importantes para ustedes y cuáles pueden recortar o dejar afuera por completo.

Hagan del ahorro un hábito

Si bien pueden surgir situaciones caóticas durante la planificación del gran día, de todos modos es posible apartar algo de dinero para que puedan comenzar la etapa del matrimonio con un impulso financiero. Si aún no lo han hecho, comiencen a transferir una parte del salario a una caja de ahorros. Es un excelente hábito que los ayudará a ambos a concretar sus sueños más rápidamente sin incurrir en deudas.

También pueden usar nuestra recientemente creada herramienta Turbo para obtener asesoramiento personalizado e información sobre sus finanzas para que puedan comenzar a comprender mejor su panorama financiero. Ya sea que busquen ahorrar dinero, asegurar un préstamo, pagar la universidad o comprar una casa, Turbo les proporciona las herramientas que necesitan para tomar decisiones financieras con confianza.

Maneras de ahorrar en el gran día

Sé lo abrumador que puede ser planificar una boda, por eso comparto con ustedes estas cinco maneras adicionales en las que pueden reducir el presupuesto destinado al evento sin sacrificar estilo ni diversión.

  • Elegir un lugar al aire libre. Hemos ido a bodas de amigos o seres queridos en algún parque o en la playa, y los eventos han sido estupendos. Los novios no solo ahorraron en grande y las fotos salieron preciosas, sino que, con los entornos naturales bellísimos, no tuvieron que gastar en decoración.
  • Realizar la ceremonia y la recepción como evento único. Según el tipo de boda, usar el mismo lugar para la ceremonia y la recepción los ayudará a ahorrar dinero.
  • Elegir un día que no sea sábado. Si la mayoría de los invitados está en la ciudad, celebrar la boda un viernes por la noche puede hacer que consigas el lugar de tus sueños por solo una parte del precio. Si algunas personas deben viajar desde otras ciudades, entonces un domingo por la tarde es una opción para que puedan estar presentes ese día especial.
  • Personalizar la boda con objetos hechos por ustedes mismos. A una de mis mejores amigas le encanta las tendencias de estilo, así que cuando planificó la recepción, decidió que confeccionar sus propios centros de mesa era lo ideal para ella. El resultado fue una decoración preciosa sin tirar el presupuesto por la borda.
  • Aceptar ayuda de los seres queridos. Si tienen amigos talentosos, como un fotógrafo o un repostero, que quieran colaborar en la boda (y ustedes crean que su talento está a la altura del evento), ¡acepten su colaboración! La ayuda de personas adicionales puede aligerar la carga. Y ustedes podrán destinar el dinero a otros aspectos de la boda.

Opiniones sobre la planificación de bodas

¿Cuántos de ustedes están planificando el gran día? ¿Cuáles son los aspectos que más les importan? Quienes ya han celebrado su boda, ¿qué consejos, ideas y anécdotas desean compartir?