Compré Una Vivienda el Año Pasado. ¿Obtengo una Deducción de Impuestos?

Casa Shot of a young couple celebrating the move into their new house

La respuesta a esa pregunta es sí, pero puede haber algunos límites según tu situación. De acuerdo con la ley de reforma tributaria aprobada en diciembre de 2017, aún puedes tomar deducciones de impuestos para ciertos gastos relacionados con ser dueño de una vivienda. Sin embargo, con las nuevas leyes, esas deducciones pueden no ser tan valiosas como lo fueron alguna vez.

Los intereses hipotecarios y los impuestos sobre bienes inmuebles aún son deducibles

Las dos deducciones de impuestos más grandes que se relacionan con ser dueño de una vivienda son los intereses hipotecarios y los impuestos sobre bienes inmuebles. De acuerdo con la nueva ley tributaria, ambos continúan siendo deducibles, pero se ven limitados por ciertos aspectos de esa ley.

La deducción de intereses hipotecarios es menor

La deducción aún existe, pero es menor. De acuerdo con la ley anterior, deduces el interés pagado sobre la base de un préstamo hipotecario de hasta 1 millón de dólares si dicho préstamo se solicitó para comprar, construir o mejorar tu vivienda. De acuerdo con la nueva ley tributaria, puedes deducir el interés sobre la base de un préstamo hipotecario de hasta $750,000. Eso representa una reducción del 25% y se aplica a todos los préstamos para la vivienda originados después del 15 de diciembre de 2017. Los préstamos que se originaron antes de esa fecha están sujetos a la ley anterior.

Ha surgido alguna confusión respecto de los préstamos con garantía hipotecaria y las líneas de crédito con garantía hipotecaria. Los intereses continúan siendo deducibles de impuestos cuando el préstamo se usa para comprar, construir o mejorar la vivienda. Sin embargo, estos ya no son deducibles si los fondos del préstamo se usaron para otros fines distintos a la vivienda.

La deducción de impuestos sobre bienes inmuebles es menor

De forma similar a los intereses hipotecarios, los impuestos sobre bienes inmuebles aún son deducibles, pero el monto es menor. Antes de 2018, la deducción de impuestos sobre bienes inmuebles era casi ilimitada. En el caso de optar por las deducciones detalladas, la mayoría de los contribuyentes reclamaría todos sus impuestos sobre bienes inmuebles.

Sin embargo, de acuerdo con la nueva ley tributaria, el límite es de $10,000 para parejas casadas y para contribuyentes solteros. Si estás casado y presentas tu declaración de forma individual, el límite es de $5,000. Dicho límite se aplica a los impuestos sobre bienes inmuebles, tanto estatales como locales, los que se conocen como SALT. Eso significa que, si pagas $4,000 de impuesto estatal, tu deducción del impuesto sobre bienes inmuebles tendrá un límite de $6,000.

La deducción estándar es mucho mayor 

La nueva ley tributaria aumentó la deducción estándar a tal punto que, quizá, no tenga sentido que el propietario de una vivienda reclame las deducciones detalladas. Reclamas los intereses hipotecarios y los impuestos sobre bienes inmuebles como deducciones detalladas. Para 2018, la deducción estándar aumentó a $24,000 para parejas casadas con declaración conjunta, a $18,000 para cabezas de hogar y a $12,000 para contribuyentes solteros.

Aunque los intereses hipotecarios y los impuestos sobre bienes inmuebles aún pueden deducirse, muchas menos personas podrán detallar sus deducciones, ya que la deducción estándar se duplicó. TurboTax calcula que cerca del 90% de los contribuyentes ahora optará por la deducción estándar. En la última temporada de impuestos, lo hizo alrededor del 70%.

Se dejó sin efecto la eliminación gradual de las deducciones detalladas

Algo bueno de la nueva ley fue dejar sin efecto la eliminación gradual de las deducciones detalladas para hogares de altos ingresos. Al hacerlo, una pareja con altos ingresos puede comprar una vivienda de 1 millón de dólares con un préstamo hipotecario de $750,000 a una tasa del 5%. Con una deducción de intereses hipotecarios de $37,500 más $10,000 en impuestos sobre bienes inmuebles (asumiremos que la pareja vive en un estado que no cobra el impuesto estatal sobre la renta para que el cálculo sea más simple), se podrá deducir por completo el total de $47,500 en gastos relacionados con la vivienda o al menos en la medida que supere los $24,000 correspondientes a la deducción estándar.

Con esto, también se benefician los contribuyentes solteros de altos ingresos. Digamos que una persona soltera que gana $200,000 al año paga $20,000 de intereses hipotecarios y $10,000 de impuestos sobre bienes inmuebles. El contribuyente también podrá deducir el monto total de $30,000. Dicho contribuyente obtendrá el beneficio del monto que supere los $12,000 de la deducción estándar para contribuyentes solteros, o $18,000. Para resumir, si compraste una vivienda en 2018, aún podrás obtener una deducción de impuestos.

No te preocupes por conocer estas normativas sobre impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un contador público autorizado o un agente registrado de TurboTax Live, con un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla. Además, un contador público autorizado o un agente registrado de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos, con atención disponible durante todo el año en español y en inglés.