5 Beneficios Clave que Ofrecen los Empleadores y que Pueden Ayudarte a Ahorrar Dinero

Deducciones y Créditos de Impuestos 5 Beneficios Clave que Ofrecen los Empleadores y que Pueden Ayudarte a Ahorrar Dinero

El artículo a continuación está actualizado según las leyes más recientes sobre impuestos. Es válido para los impuestos de 2019 y rige para los impuestos de 2018, que presentarás antes de que finalice el plazo en abril de 2019 (o en octubre de 2019, si solicitaste una prórroga). 

Mientras nos centramos en el monto del cheque salarial que nuestro empleador nos entrega, ¿sabías que hay varias formas en las que puedes aumentar tus ingresos? 

Es posible que te hayas registrado para recibir los beneficios esenciales cuando recién te contrataron, pero quizá te hayas perdido algunas oportunidades de ahorrar mucho dinero, que también te pueden ayudar a la hora de declarar tus impuestos. ¿Cómo? Al maximizar todos los beneficios para los que calificas a través de tu empleador. 

Si aún no lo hiciste, asegúrate de verificar que estés recibiendo todos los beneficios que te corresponden. Si bien podría no ser tan claro como un aumento de salario, el efectivo adicional que obtienes al aprovechar los beneficios que te ofrece tu lugar de trabajo podría ayudarte a abultar el monedero. 

Estos son cinco beneficios que ofrecen los empleadores y que pueden ahorrarte una importante suma de dinero. 

Seguro Médico 

Comencemos con un gran beneficio: el seguro médico. Si bien puede ser muy caro (especialmente en el caso de familias), hay formas en las que puedes beneficiarte y ahorrar dinero. 

En primer lugar, algunos planes recompensan los hábitos saludables. Estos cubren la totalidad o parte de la membresía del gimnasio o, en algunos casos, pueden tener un programa de reintegro por hábitos saludables. 

Por ejemplo, el plan médico de mi amiga le pagará por caminar 10,000 pasos o alcanzar una meta. Fíjate si tu aseguradora ofrece algo similar. 

Si eres bastante saludable y visitas al médico cada año, puedes reducir la prima del seguro cambiando a un plan de salud de deducible alto (HDHP, por sus siglas en inglés), que ofrecen cada vez más empleadores. Como el nombre lo indica, un deducible mayor significa que deberás afrontar los gastos médicos hasta alcanzarlo, pero el beneficio es que se incluyen las visitas preventivas. 

Al cambiar a un plan de deducible alto, ¡mi esposo y yo pudimos reducir las primas $300 por mes! Solo asegúrate de revisar cuánto gastaste en el cuidado de la salud en los últimos años y fíjate qué te conviene. 

Cuenta de Ahorros de Salud 

Si tienes un plan de salud de deducible alto por medio de tu empleador, puedes abrir una cuenta de ahorros de salud. El límite de aportes es de $6,900 para familias y $3,450 para personas solteras. 

Básicamente, del cheque salarial se toma el dinero antes de impuestos (lo que reduce el ingreso sujeto a impuestos) y se lo coloca en una cuenta que puedes usar para pagar gastos médicos calificados. 

El beneficio adicional de tener una cuenta de ahorros de salud (HSA, por sus siglas en inglés) es que también puedes retirar el dinero libre de impuestos. Sin embargo, los retiros que no se usen para pagar gastos médicos u odontológicos se consideran ingreso sujeto a impuestos. Además, las personas sin discapacidad o mayores de 65 años están sujetas a una multa tributaria del 20%. 

Una vez que hayas ahorrado suficiente para tus gastos máximos extraordinarios, podrás decidir si quieres invertir los aportes futuros, lo que permitirá que esas inversiones aumenten libres de impuestos. 

Cuenta de Gastos Flexible 

Las cuentas de gastos flexibles funcionan de forma similar a las cuentas HSA, en el sentido de que allí puedes ahorrar dinero libre de impuestos. La cuenta se puede usar para pagar gastos, por ejemplo, deducibles, copagos de consultorios y recetas médicas. 

La gran diferencia entre una cuenta de gastos flexible y una cuenta de ahorros de salud es que, si no usas el dinero en la primera, lo pierdes. 

401(k) 

Para muchos, los planes 401(k) retienen la mayor parte de los ahorros de retiro. Estos pueden ser una excelente forma de contribuir al retiro y reducir el ingreso imponible. 

Un beneficio extra que realmente puede aumentar tu cartera es que el empleador iguale las contribuciones. Normalmente, el empleador colocará cierta suma de dinero en tu cuenta para igualar la contribución. 

Para 2019, puedes aportar hasta $19,000 en el plan 401(k). Si tienes 50 años o más, puedes ser apto para realizar aportes adicionales hasta un máximo de $6,000. 

Reembolso de Gastos de Matrícula 

Con tantos cambios tecnológicos, algunos empleadores ofrecen reembolsos de gastos de matrícula para que los empleados mantengan al día sus habilidades. En general, la empresa pagará la matrícula de los empleados si el curso o el título están relacionados con su puesto de trabajo. 

Como no querrás quedarte atascado en préstamos estudiantiles, asegúrate de consultar a tu empleador sobre qué cursos y certificaciones están cubiertos y cuál es el requisito de permanencia en el empleo. 

La Oportunidad de Optimizar los Beneficios 

Es posible que tu empleador no ofrezca todos estos beneficios, pero aun si aprovechas los que sí tienen disponibles, podrás tener más dinero en la cuenta bancaria. 

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que calificas de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un Contador Público Autorizado o Agente Registrado de TurboTax Live para aclararla. Además, un Contador Público Autorizado o Agente Registrado de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración del impuestos. 

Me encantaría conocer tu experiencia. ¿Cómo usas los beneficios que te ofrecen en el trabajo?