Cinco consejos para obtener ganancias de la venta de objetos restaurados y sus consecuencias tributarias

Trabajo por Cuenta Propia 5 consejos para obtener ganancias de la venta de objetos restaurados y sus consecuencias tributarias

Los titulares dicen “Restaura casas y obtén grandes ganancias”. La consigna es simple: compra una propiedad que necesite poco trabajo, arréglala y véndela rápidamente. ¿Qué podría ser más sencillo? Fácil o no, algo que los promotores de esto no suelen contarte es que pagarás impuestos sobre cualquier ganancia que obtengas si vendes una propiedad de inversión en lugar de vender la casa en la que vives (tu vivienda principal).  

Si reparas casas u objetos, como muebles, para obtener una ganancia, a continuación encontrarás algunas consecuencias tributarias, consejos sobre impuestos y, posiblemente, formas de reducirlos: 

No te apures y ahorra en impuestos. Si compras una casa o una unidad en un condominio, la arreglas y la vendes en menos de un año, pagarás impuestos sobre la ganancia a las tasas estándar del impuesto sobre el ingreso (10%, 12%, 22%, 24%, 32% o 35%) de acuerdo con lo que hayas obtenido. Si esperas más de un año para venderla, pagarás impuestos a las tasas inferiores correspondientes a las ganancias de capital a largo plazo (0%, 15% o 20%) en función de tus ingresos.  

Tal vez decidas que vale la pena restaurar la propiedad y venderla rápidamente, pero si te encuentras en medio de una desaceleración del mercado y no puedes venderla en poco tiempo, ahorrarás mucho dinero en impuestos si la mantienes durante más de un año. 

Los inversionistas profesionales no necesariamente obtienen una exención de impuestos. Hay un rumor que dice que puedes vender una vivienda y evitar el pago de impuestos si inviertes la ganancia en una nueva propiedad. Sin embargo, esa regla ya no existe desde hace casi 25 años y, aun así, solo se aplicaba a las viviendas de uso personal.  

Para obtener una exención de impuestos por las ganancias obtenidas de la venta de viviendas personales, tendrás que mudarte a la casa y vivir allí durante al menos dos de cinco años. Si lo haces, cuando vendas la propiedad, podrás excluir $250,000 de ganancias de tus impuestos (el doble de ese valor si eres casado y declaras en conjunto). 

Reglas del intercambio de acuerdo con la Sección 1031. La única forma en que actualmente puedes evitar el pago de impuestos al vender una propiedad de inversión es mediante un “intercambio 1031”, en cuyo caso involucras a un tercero, denominado intermediario calificado, para que guarde el dinero y compre una nueva propiedad por ti. Sin embargo, hay algunas reglas que debes cumplir:  

  1. No puedes tocar el dinero. 
  2. Tienes que identificar la nueva propiedad similar de reemplazo dentro de los 45 días posteriores a la transferencia de la propiedad que se entrega y tienes 180 días para cerrar el contrato. 
  3. La nueva propiedad debe tener, como mínimo, el mismo valor que la anterior. 
  4. No se puede reducir tu deuda (de modo que no puedes usar las ganancias de la venta para comprar una nueva propiedad en efectivo si la propiedad anterior tenía una deuda vinculada a ella).   
  5. Pagarás una gran cantidad de honorarios al intermediario calificado por ocuparse de todo esto por ti. 

Restauración de propiedades como negocio. Si compras y vendes propiedades con frecuencia, el IRS podría decidir que no eres un simple inversionista, sino que te dedicas al negocio de restaurar propiedades para la venta. Si es así, tendrás que pagar impuestos sobre el trabajo por cuenta propia de hasta el 15.3% de tus ganancias, además de los impuestos sobre el ingreso. 

Comprar y vender objetos también puede ser una actividad tributable. Si buscas ofertas en mercados de pulgas y luego vendes los muebles y otros artículos en eBay (o en un sitio similar), terminarás pagando impuestos sobre el ingreso respecto de las ganancias. Si lo haces solo ocasionalmente, es posible que no tengas que reportar la venta en tu declaración de impuestos. Sin embargo, si lo haces con frecuencia, el IRS considerará que eres un trabajador por cuenta propia, ya que uno de los requisitos para tener tu propio negocio y declarar ingresos con respecto a él es llevar a cabo la actividad comercial de forma regular y con fines de lucro.  

¿Cómo lo sabrá el IRS? eBay y otros sitios similares emiten el Formulario 1099  y lo envían al IRS y a los vendedores en el momento de presentar los impuestos para reportar sus ventas anuales. Si obtienes una ganancia, tendrás que reportarla en tu declaración y, posiblemente, también termines pagando impuestos sobre las ventas (según las reglas de tu estado).  

No te preocupes por conocer las consecuencias tributarias de restaurar bienes raíces para venderlos a la hora de presentar tu declaración. TurboTax Premier te hará preguntas sencillas sobre ti y sobre tu propiedad de inversión y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna pregunta, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un contador público autorizado (CPA) o agente registrado de TurboTax Live Premier, quienes cuentan con un promedio de 15 años de experiencia. Los contadores públicos autorizados (CPAs) y agentes registrados de TurboTax Live Premier pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.  

Si eres vendedor en una plataforma de comercio electrónico como eBay, TurboTax Self-Employed se ocupará de todo por ti. Se te harán preguntas sencillas sobre ti y sobre tu negocio y recibirás los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas. TurboTax Self-Employed te ayuda a descubrir deducciones de impuestos específicas del sector que tal vez ni siquiera sepas que existen. Si tienes alguna pregunta, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un contador público autorizado (CPA) o agente registrado de TurboTax Live Self-Employed, quienes cuentan con un promedio de 15 años de experiencia. Los contadores públicos autorizados (CPAs) y agentes registrados de TurboTax Live Self-Employed pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.