Tus impuestos y la fecha límite para hacer contribuciones a cuentas de ahorros para gastos médicos (HSA) de 2019: Lo que tienes que saber

Planificación de Impuestos Fecha Límite del 2019 para Contribuir a la Cuenta de Ahorros para Gastos Médicos (HSA)

¿Tienes alguna pregunta acerca de cómo el alivio tributario por coronavirus impacta en tu cuenta de ahorros para gastos médicos? Tenemos las respuestas para ti. A raíz del cambio de fechas límite para la presentación de impuestos con motivo de la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica del Coronavirus (Ley CARES), tienes tiempo para pensar en cómo reducir tu factura tributaria y ahorrar para tus gastos médicos y tu jubilación. Programas tales como las cuentas de ahorros para gastos médicos (HSA, por sus siglas en inglés) están diseñados para proporcionar a las personas ventajas tributarias que les permitan compensar los gastos de atención médica extraordinarios.

Las contribuciones a tu cuenta HSA pueden hacerse por un año en particular en cualquier momento del año o hasta la fecha límite para presentar tu declaración de ese año. Sin embargo, como la fecha límite para presentar las declaraciones federales del impuesto sobre el ingreso se aplazó al 15 de julio de 2020 debido a la Ley CARES, la fecha límite para realizar contribuciones a cuentas HSA también se prorrogó y, ahora, puedes hacer una contribución a tu cuenta HSA correspondiente al 2019 en cualquier momento hasta el 15 de julio de 2020.

¿Cómo afecta la cuenta HSA a mis impuestos?

La cuenta HSA ofrece muchos beneficios. Acepta contribuciones de cualquier persona elegible en nombre de otra que también lo sea. Las contribuciones, a diferencia de los aportes que hace un empleador, son deducibles de la declaración de la persona elegible.

Los aportes del empleador no se incluyen en el ingreso bruto y, por otra parte, las distribuciones de una cuenta HSA que se usen para pagar gastos médicos calificados no estarán sujetas a impuestos. Al igual que las contribuciones a cuentas IRA, puedes utilizar la HSA para reducir tu deuda tributaria mediante contribuciones a la cuenta o para ahorrar con el aplazamiento de impuestos a través de, por ejemplo, un plan 401(k).

Beneficios tributarios de la cuenta HSA

  • Puedes reclamar una deducción por las contribuciones que tú, o alguien que no sea tu empleador, hagan a la cuenta, incluso si no optas por el método detallado.
  • Las contribuciones a tu cuenta HSA que haga tu empleador pueden excluirse de tu ingreso bruto.
  • Las contribuciones permanecerán en tu cuenta hasta que las uses como reinversión para gastos médicos futuros.
  • Las contribuciones a cuentas HSA no suelen estar sujetas al impuesto federal sobre el ingreso, y las ganancias generadas en la cuenta aumentan libres de impuestos.
  • Las distribuciones pueden estar libres de impuestos si pagas gastos médicos calificados.
  • La cuenta HSA es “portátil”, lo que significa que no la perderás aunque cambies de empleador o dejes de trabajar.
  • De acuerdo con la “regla del último mes”, eres una persona elegible durante todo el año si lo eres en el primer día del último mes de tu año tributario (en la mayoría de los casos, el 1 de diciembre).

Quién califica para una cuenta HSA

Para ser una persona elegible y calificar para una cuenta HSA, debes cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar cubierto por un plan de salud de deducible alto (HDHP).
    • El IRS (Servicio de Impuestos Internos) informó recientemente que los planes HDHP pueden pagar las pruebas y el tratamiento relacionados con el nuevo coronavirus 2019 (COVID-19), sin poner en peligro su estado. Esto también significa que una persona con un plan HDHP que cubra estos costos podrá continuar realizando contribuciones a una cuenta HSA.
  • No tienes ningún otro beneficio, salvo los que se permitan bajo otra cobertura médica.
  • No estás inscrito en Medicare.
  • No pueden reclamarte como dependiente en la declaración de 2019 de otra persona.
  • Si otro contribuyente tiene derecho a reclamar una exención por ti, no puedes reclamar una deducción por una contribución a una cuenta HSA.

 ¿Cuánto puedo aportar?

  • Contribuciones: pueden hacerlas tú, tu empleador o cualquier otra persona elegible.
    • En 2019, el límite es de $3,500 para individuos ($3,550 en 2020) y de $7,000 para familias ($7,100 en 2020), más $1,000 en contribuciones “para ponerse al día” para cualquier persona que tenga 55 años o más al final del año tributario.
    • Contribuciones no gravadas: las contribuciones suelen hacerse con ingresos no gravados mediante deducciones de nómina de tu empleador. Como resultado, esas contribuciones no se incluyen en tu ingreso bruto y no están sujetas al impuesto federal sobre el ingreso. En la mayoría de los estados, las contribuciones tampoco están sujetas al impuesto estatal sobre el ingreso.
    • Contribuciones gravadas deducibles de impuestos: si realizas contribuciones con ingresos gravados, podrás deducirlas de tu ingreso bruto en tu declaración de impuestos.
    • Debido a su naturaleza de inversión con aplazamiento de impuestos, en combinación con la posibilidad de realizar distribuciones libres de impuestos para cubrir gastos médicos, una cuenta HSA puede servir para planificar y reducir tus gastos médicos cuando te jubiles.

TurboTax está listo para mantenerte informado y presentar tu declaración federal antes de que venza la nueva fecha límite del 15 de julio de 2020. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un contador público autorizado o un agente registrado de TurboTax Live, con un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla. Los contadores públicos autorizados y agentes registrados de TurboTax Live pueden atenderte en inglés y en español, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.