¡Feliz posada! Nueve maneras de ser anfitrión que se ajustan al presupuesto de las fiestas

Planificación de Impuestos ¡Feliz posada! Nueve maneras de ser anfitrión que se ajustan al presupuesto de las fiestas

Diciembre ya está aquí y la temporada de fiestas está por comenzar. Ya sea que celebres Navidad, Janucá o Mawlid, este es el momento de disfrutar de las tradiciones y las festividades con la familia y los amigos. En esta época, es probable que recibas la visita de tus seres queridos para reunirse en una celebración o en varias. Una tradición de las fiestas son las posadas, una celebración durante nueve días que convoca a muchos mexicanos y mexicano-estadounidenses, y en la que familiares y amigos participan como “posaderos” y son los anfitriones de una posada (o reunión), cada noche en una casa diferente. 

En honor a las posadas, y al resto de nuestras entrañables celebraciones, te damos estos nueve consejos y sugerencias para hacer de la temporada de fiestas de este año un momento memorable para ti y tus invitados sin que cueste un dineral. 

  1. Comidas en casa. ¿Alojas a una multitud por unos días? Eso siempre significa que tienes un montón de bocas que alimentar. En lugar de salir a comer afuera, prepara en casa uno de tus platos favoritos para las fiestas. Los tamales y el pozole nunca dejan de ser manjares tradicionales para todos los gustos. Consulta esta receta y ahórrate una factura suculenta. 
  2. Prepara tus propios tragos. ¡Crea en casa tu propio bar de tragos! Prueba esta receta de ponche mexicano, la bebida tradicional de las posadas. Esta bebida caliente y con muchas especias deleita a niños y adultos por igual. 
  3. Hornea galletas. ¿A quién no le encanta el aroma de las galletas caseras recién horneadas? Hornear galletas puede ser una actividad y una delicia para los invitados, todo al mismo tiempo. 
  4. El momento de las historias. Ya sea que se reúnan alrededor del fuego o se acomoden plácidamente en el sofá, saca los cuentos de historias clásicas de las fiestas para leerlos juntos en voz alta. Es una excelente manera de enseñarles a los más chicos acerca de las tradiciones de las fiestas. No te pierdas estos magníficos libros para celebrar las posadas. 
  5. Canciones festivas. La música festiva siempre envuelve a los invitados en el espíritu de las fiestas. En lugar de salir a ver un espectáculo, ¿por qué no entonar melodías en tu propio hogar? Si hay músicos en la casa, ¡a ponerse creativos! Piensen en una letra, unos acordes, incluso sumen instrumentos, y a entrar en sintonía con la canción de las posadas y el espíritu de las fiestas. 
  6. Manualidades hechas por ti. ¿Hay niños por allí? ¿Por qué no organizar una noche de manualidades? Hay una gran cantidad de manualidades simples, festivas y nada costosas que pueden hacer, desde decoraciones con papel picado hasta fabricar su propia piñata mexicana tradicional con forma de estrella de siete puntas, que forma parte de la tradición de las posadas. 
  7. La hora de la piñata. Ya sea que hayas hecho tu propia piñata o que la hayas comprado, abrirla puede ser una excelente manera de reunir a todos. Llena la tuya con los dulces festivos que les gustan a todos. 
  8. Juegos. ¡A interactuar! Saca los juegos de mesa favoritos de siempre o deja que los más pequeños inventen juegos para todos. 
  9. Bolsas de regalos. Despide a tus invitados con algo dulce para el viaje. Una tradición de las posadas es que los anfitriones entreguen aguinaldos, bolsas pequeñas con dulces, como caramelos y galletas. ¡Hasta puedes incluir las galletas que hornearon antes entre todos!