5 maneras de aumentar tu calificación crediticia

Ingresos e Inversiones 5 maneras de aumentar tu calificación crediticia

Como dice el refrán, “nada es seguro salvo la muerte y los impuestos”, pero lo mismo puede aplicar para tu calificación crediticia.  

Tanto si necesitas un préstamo para un coche, para una vivienda o simplemente más poder adquisitivo, necesitas tener una calificación crediticia decente para que te aprueben estos préstamos y obtener tasas más bajas de interés. 

Sé que es un tema que usualmente no queremos enfrentar, pero si tomas pequeños pasos y no evitas ocuparte de tu calificación crediticia, aumentarla puede ser más fácil de lo que te imaginas.  

Aquí hay 5 maneras para ponerte en marcha a una mejor calificación crediticia: 

1.No evites tu informe crediticio– Tienes derecho a un informe crediticio anual totalmente gratis, emitido por tres agencias crediticias nacionales- Experian, Equifax y TransUnion. Asegúrate de pedir tu informe y comprobar los datos. A menudo puede haber errores en tu informe que hacen que tu calificación crediticia disminuya. Verifica que no haya pagos atrasados, deudas o limites de crédito reportados erróneamente. Tu calificación crediticia se determina en base a este informe, y juega un papel importante en los prestamos para los que calificas y la tasa de interés que pagarás.  

Si estás considerando hacer una compra importante, como un coche o una vivienda, solicita una copia de tu informe crediticio con algunos meses de anticipación. Además, si tienes pendientes facturas pequeñas, como los copagos de facturas médicas que suelen aparecer en tus informes crediticios, primero llama a tu proveedor de servicios médicos o a la agencia de cobros para pagarlas y luego pedirles que las eliminen de tu informe crediticio. Te sorprendería lo mucho que unos pocos copagos de $10 pueden reducir tu calificación crediticia.  

Aparte de obtener un informe crediticio gratuito por una de las tres agencias crediticias nacionales, también puedes tener acceso a tu informe crediticio de forma gratuita a través de Mint. El informe y calificación crediticia gratuitos de Mint simplemente requieren que verifiques tu identidad y, una vez verificada, tendrás el resumen de tu informe crediticio gratuito en cuestión de minutos.  

2. Paga la deuda de tu tarjeta de crédito– Las deudas de tarjetas de créditos y utilizarlas al máximo son unos de los factores principales que pueden disminuir tu calificación crediticia. Cuanto mayor sea el porcentaje del crédito rotativo que estas utilizando, peor es para tu calificación crediticia. Intenta mantener tus saldos pendientes por debajo del 30% de tu límite de crédito, por debajo del 10% es incluso mejor.  

Si tienes muchas deudas de tarjetas de crédito, has una lista de todos tus saldos pendientes, paga tu saldo mas bajo y ve escalando hasta llegar al más alto. A medida que vayas pagando tu deuda de tarjeta de crédito más pequeña, puedes destinar el dinero que habrías pagado por esos saldos bajos que acabas de pagar, al siguiente saldo más alto. Este truco, conocido como el método de la bola de nieve para las deudas, realmente funciona para ayudarte a pagar tus deudas y aumentar tu calificación crediticia. Una vez hayas pagado la deuda de tus tarjetas de crédito, asegúrate de no cancelarlas, ya que cancelar estas líneas de crédito también puede reducir tu calificación crediticia.  

3. Solicita la eliminación de pagos atrasados– Si tienes una deuda pendiente que fue reportada por error o realmente se te olvido pagar una factura a tiempo, llama a la compañía que reportó el atraso y solicita la eliminación de esta información derogatoria. El acreedor te pedirá una carta donde se explique el porqué del atraso o el error. Ellos te comunicarán si eliminarán o no esta información derogatoria.  

Si tu solicitud es aprobada, siempre pide esta aprobación por escrito y guardarla en tus archivos. No te imaginas a cuentas personas he ayudado con su calificación crediticia, que fueron a comprar una vivienda y descubrieron que un derogatorio pasado, que en algún momento fue eliminado había reaparecido.  

4. No limpies tus saldos para volver a endeudarte– Asegúrate de no invertir todo ese tiempo limpiando y aumentando tu calificación crediticia sólo para obtener esa aprobación tan esperada del préstamo hipotecario y luego hacer una compra grande a crédito.  

Es cierto que los prestamistas toman decisiones basada en tu calificación e informe crediticio en el momento de la solicitud, pero volverán a analizar estos datos no solo después de la aprobación del préstamo, también justo antes de su cierre. Si en su informe crediticio aparece una compra nueva su préstamo puede verse afectado. Uno de mis clientes pasados, salió y compró un Corvette nuevo después de que lo ayudé a estabilizar su calificación crediticia para un préstamo hipotecario. El prestamista hizo una revisión justo antes del cierre, lo que cambió la proporción deuda-capital y afectó su préstamo.  

5. Mejora tu historial de pago– Con todo lo que ha sucedido en este ultimo año, es posible que se te presenten dificultades al momento de pagar tus facturas. No dudes en llamar a tu prestamista o a la compañía de tarjetas de crédito y hacerles saber cualquier problema que estés enfrentando. Muchos prestamistas y compañías de tarjetas de crédito están trabajando con personas que se vieron afectadas por el COVID u otros acontecimientos inesperados. Si has experimentado alguna dificultad y has dejado de pagar o tienes algún pago atrasado, una vez te recuperes, lo mejor que puedes hacer es empezar a pagar tus facturas a tiempo. Cuanto más pagues tus facturas a tiempo después de estar retrasado, más aumentará tu calificación crediticia. Los buenos patrones de pago recientes acabaran ocultando los malos.  

Mejorar tu calificación crediticia no sucede de la noche a la mañana, pero si sigues estos consejos estarás en marcha a una calificación crediticia alta que te brindará tasas de interés más bajas y más dinero en tu bolsillo.  

Consulta Mint, donde puedes obtener tu calificación crediticia totalmente gratis, un resumen de tu informe crediticio y una explicación de cómo se ha calculado tu calificación crediticia.