7 Gastos Universitarios Inesperados que Debes Considerar en Tu Presupuesto

Educación 7 Gastos Universitarios Inesperados que Debes Considerar en Tu Presupuesto
El artículo a continuación está actualizado según las leyes más recientes sobre impuestos. Es válido para los impuestos de 2019 (los que presentarás en el 2020) y para los impuestos de 2018, que deberás presentar hasta la fecha límite del 15 de abril de 2019 (o hasta el 15 de octubre de 2019, si solicitaste una extensión).

 

Así que ya estás listo para ir a la universidad por primera vez. Ante todo, ¡felicitaciones! Graduarse de la secundaria y llegar a la universidad es un logro enorme y deberías estar muy orgulloso de ti mismo. 

La universidad puede representar la primera vez que vivirás de forma independiente, y sabemos que las nuevas responsabilidades financieras que acompañan a esta experiencia pueden parecer algo intimidantes, pero no tengas miedo. Si tomas en cuenta los gastos comunes esperados (y los posiblemente inesperados) que podrías tener, ya estás un paso adelante para enfrentar el año escolar. 

Además de destinar dinero para gastos tales como matrícula, comida y alojamiento, es posible que también quieras considerar todos o algunos de los siguientes costos universitarios inesperados a la hora de crear un presupuesto y organizar las finanzas: 

  1. Gastos en clases y materiales: Además de pagar por clases extras e inesperadas que tal vez tengas que tomar si estudias en el extranjero, cuando te ausentas de la universidad o que debas volver a tomar para graduarte, puede que también tengas que pagar facturas de gastos relacionados con las clases. Estos gastos pueden incluir costos de laboratorio o estudio y materiales educativos relevantes (libros, software, cuadernillos de examen, guías de estudio, computadora, etc.). 
  2. Entretenimiento y salidas sociales: Una nueva experiencia educativa significa nuevas relaciones sociales y por eso tal vez quieras considerar los costos de participar de salidas y actividades tales como eventos deportivos, conciertos, actividades al aire libre, idas al cine, festivales, degustaciones de vinos, restaurantes, etc. 
  3. Vestimenta profesional: Si participas en un programa de trabajo y estudio, prácticas profesionales o estás empezando a asistir a entrevistas, es muy probable que necesites usar vestimenta adecuada para estas ocasiones. Asegúrate de tener en cuenta el costo de las prendas de negocios que podrías comprar al prepararte para una vida más independiente. 
  4. Fraternidades y actividades extracurriculares: Si estás planeando unirte a alguna fraternidad u otro club o deporte, no olvides considerar el costo de las membresías, uniformes, equipos y artículos promocionales. 
  5. Gastos diarios: Aunque a primera vista uno puede pensar que los gastos diarios son solo comida y alquiler, hay muchos costos financieros diferentes que surgen al vivir por tu cuenta, y que quizás sean inesperados. Estos incluyen servicios públicos, seguro de arrendatario, muebles y costos de lavandería, entre otros. 
  6. Transporte y estacionamiento: Si vas a la universidad en auto, tendrás que considerar el costo de la gasolina, del estacionamiento (dentro y fuera del campus), del seguro y mantenimiento del automóvil y el precio de las multas que puedas recibir (esperemos que no). Si no tienes auto, probablemente deberás tener en cuenta el costo de transporte público, taxis y otros servicios de viajes compartidos, como Uber o Lyft. 
  7. Viajes: Si estás planeando realizar algún viaje para visitar a tus familiares y amigos durante las vacaciones, o incluso si estás pensando en viajar con todos tus amigos durante el receso de primavera, deberías tener en cuenta todos los costos relacionados con el viaje, como boletos de avión, hoteles/Airbnb, equipaje y seguro de viajero. 

No lo olvides, tú o tus padres pueden obtener un alivio tributario por tus gastos universitarios cuando llegue el momento de preparar la declaración de impuestos, como el Crédito Tributario de la Oportunidad Americana (de hasta $2,500) o el Crédito Perpetuo por Aprendizaje (de hasta $2,000).  Si tienes un préstamo estudiantil, es posible que puedas reclamar la deducción de intereses sobre préstamos estudiantiles, cuyo valor máximo es de $2,500. 

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que califiques de acuerdo con tus respuestas. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un Contador Público Autorizado o Agente Registrado de TurboTax Live para aclararla. Además, un Contador Público Autorizado o Agente Registrado de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos. 

Algunos piensan que la universidad es la mejor etapa en la vida de una persona joven. Aunque vivir solo por primera vez es algo totalmente nuevo, no hay apuro en tener todo calculado. Hay recursos disponibles, como Mint, que te pueden ayudar a crear y ajustar un presupuesto durante toda tu carrera universitaria. 

¿Hay algún otro gasto inesperado que te haya surgido en la universidad? Cuéntanos cuál es tu opinión.