¿Qué Partes del Pago de Mi Vivienda son Deducibles de Impuestos?

Casa ¿Qué Partes del Pago de Mi Vivienda son Deducibles de Impuestos?

Si bien nos llevó algunos años de investigación exhaustiva y de búsqueda cuidadosa de una vivienda (le agradecemos mucho a nuestro agente inmobiliario), estamos muy felices con la casa en la que vivimos ahora. Ser propietarios de una casa un poco más antigua, ciertamente, conllevó algunos proyectos adicionales y un arduo trabajo para modernizarla, pero no lo cambiaríamos por nada. Y aunque no lo crean, lo mismo ocurre con las finanzas y los impuestos.

Si bien ser propietario de una casa conlleva muchos gastos, también viene acompañado de algunas ventajas tributarias. Si deseas sacar el máximo provecho de tu vivienda, aquí encontrarás información sobre cinco alivios tributarios para propietarios de viviendas de los cuales te conviene estar al tanto y conservar un registro.

Deducción de Intereses Hipotecarios

Cuando realizas los pagos de la hipoteca, puedes sorprenderte de la cantidad de dinero que corresponde al pago de intereses. La buena noticia es que puedes deducir los intereses del crédito hipotecario cuando presentas tu declaración de impuestos.

Cuando recibas el formulario 1098 al momento de presentar la declaración de impuestos, sabrás cuántos intereses hipotecarios pagaste al leer la casilla 1. Si deseas reclamar una deducción de intereses hipotecarios sobre una segunda vivienda, comprueba si cumples con todos los requisitos.

Impuestos Sobre la Propiedad

Los impuestos sobre la propiedad pueden representar una parte significativa de los gastos de la vivienda; no obstante, puedes deducirlos de tus impuestos.

Si tienes una “cuenta de retención/depósitos en garantía”, los impuestos sobre tu propiedad se incluyen en el pago de la hipoteca; por lo tanto, el monto que pagues anualmente se reflejará en la declaración de intereses hipotecarios del formulario 1098. Si no se pagan con los fondos de la cuenta mencionada anteriormente, mantén un registro de lo que le hayas pagado al tasador del condado. También puedes consultar tu factura de impuestos sobre la propiedad correspondientes al año, la cual también deberías poder consultar en internet.

Ten en cuenta que la nueva ley tributaria cambió la cantidad de impuestos sobre la propiedad que se pueden deducir. Bajo la nueva ley tributaria, la cantidad máxima de impuestos estatales y locales sobre la propiedad, los ingresos y las ventas que se puede deducir es $10,000.

Puntos Pagados por tu Nueva Vivienda

¿Compraste (o refinanciaste) tu vivienda recientemente? Es posible que recuerdes haber tenido que pagar puntos. Básicamente, esos puntos (o la comisión de apertura de préstamo) implican una tasa de interés fija cuando pagas algunos costos iniciales. Es posible que no hayas querido pagarlos; sin embargo, esos puntos también pueden representar una deducción de impuestos.

Cuando recibas el formulario 1098, podrás saber cuánto pagaste por los puntos al leer la casilla 6. También puedes saber cuántos puntos pagaste si consultas la declaración de liquidación del préstamo. Si acabas de comprar tu vivienda, puedes deducir todos los puntos que pagaste en el mismo año fiscal. Si la refinanciaste, los puntos que puedes deducir se dividen durante el plazo del préstamo.

Por ejemplo, si los puntos pagados sobre una refinanciación fueron $3,000 y el préstamo es de 30 años, podrás deducir $100 por año ($,3000/30) durante 30 años. Otro beneficio tributario que te puede entusiasmar es el siguiente: si ya refinanciaste el préstamo hipotecario en el pasado y lo refinanciaste nuevamente, podrás deducir todos los puntos restantes que queden por deducir del préstamo hipotecario anterior en el mismo año. No te preocupes por saber cómo calcular las deducciones por puntos; TurboTax calculará de manera exacta la cantidad correcta de puntos que puedes deducir en función de tus respuestas.

Primas de Seguros Hipotecarios Privados

Normalmente, un seguro hipotecario privado es lo que pagas si tienes un préstamo hipotecario convencional y pagas por adelantado menos del 20 %. Está pensado para proteger al prestamista; sin embargo, si pagaste primas de seguros hipotecarios privados, puedes obtener una ventaja. Puedes reclamar una deducción por el seguro hipotecario privado que pagaste cuando presentas tu declaración de impuestos. En la casilla 5 del formulario 1098, puedes encontrar el monto pagado.

Deducción de Oficina en el Hogar

Si trabajas en tu casa (como yo), es posible que puedas reclamar la deducción de oficina en el hogar.