¿Entrenas a Tus Propios Clientes en el Gimnasio? Asegúrate de Aprovechar Estas Exenciones Tributarias

Trabajo por Cuenta Propia ¿Entrenas a Tus Propios Clientes en el Gimnasio? Asegúrate de Aprovechar Estas Exenciones Tributarias

Si eres entrenador personal, sabes lo que cuesta mantener tu cuerpo en forma. Pero ¿qué ocurre con tu negocio por cuenta propia? Habitualmente, los entrenadores personales ni siquiera piensan en sí mismos como parte de un negocio, pero lo son. Como propietario de un negocio por cuenta propia, tienes la obligación de mantener tus finanzas en forma, igual que tu cuerpo. Eso incluye reducir tus impuestos, para lo cual te presentamos algunos beneficios tributarios que podrías estar dejando a un lado o de los que quizá no tengas información.

  1. Equipos y aparatos de entrenamiento. Los entrenadores tienen sus instrumentos favoritos de la industria y los aman porque marcan una diferencia en el entrenamiento de sus clientes. Si tú mismo te encargas de comprar esos equipos y aparatos, guarda los recibos y señala los pagos en tus extractos bancarios y resúmenes de tarjeta de crédito para poder reclamar la deducción de impuestos. Si pasas por alto una deducción de $100, probablemente realices un pago en exceso de $35 o más en tus impuestos sobre la renta y de trabajador por cuenta propia.
  2. Videos y material de entrenamiento. Si descargas canciones para que tus clientes escuchen mientras hacen ejercicio, el costo de esas descargas es deducible de impuestos. Si muestras videos de entrenamiento a tus clientes o te suscribes a sitios web de los que obtienes ideas de entrenamiento, esos costos también son deducibles de impuestos.
  3. Entrenamiento para ti. Si pagas para participar en clases y talleres educativos diseñados para mejorar tus habilidades como entrenador, el costo de las clases y el costo para llegar hasta allí y volver a tu hogar es deducible de impuestos. El transporte y el alojamiento son gastos comerciales legítimos si están directamente relacionados con que te capacites para tu negocio.
  4. Costos de transporte. Si viajas para ver a tus clientes, no te olvides de deducir el millaje que usas para conducir hasta allí. Para 2018, la deducción de millaje comercial es de 54.5 centavos por milla; para 2019, puedes deducir 58 centavos por cada milla que conduzcas con propósitos comerciales. Si usas otros medios de transporte, el costo de la tarifa de transporte y los viajes compartidos también son deducibles de impuestos.
  5. Suscripciones y licencias. Si te suscribes a revistas profesionales o pagas cuotas de organizaciones profesionales, esos costos pueden deducirse de impuestos. Las tasas de certificación en curso también son deducibles. Y no te olvides del costo de los programas de computadora y las aplicaciones que usas para el negocio; ¡también son deducibles de impuestos!
  6. Teléfono e indumentaria de trabajo. Tenemos buenas y malas noticias. Tus gastos de teléfono son deducibles de impuestos para las llamadas comerciales que realices. Sin embargo, si usas tu teléfono para propósitos comerciales y personales, tendrás que dividir el costo del servicio telefónico mensual entre uso comercial y uso personal. Por lo tanto, si inviertes el 30% de tu tiempo en el teléfono para tu negocio, podrás deducir de forma legítima el 30% de tus gastos de teléfono. En general, la indumentaria de trabajo no es deducible de impuestos si se puede llevar en público y para uso totalmente personal. Sin embargo, si la indumentaria está adornada con el logotipo de tu negocio, se puede considerar como uniforme, que no es apto para uso personal, y puede ser deducible de impuestos. Si usas QuickBooks Self-Employed, te ayudará a realizar fácilmente un seguimiento de tus ingresos, tus gastos y tu millaje durante todo el año, así como a separar tus gastos comerciales de tus gastos personales. Luego, la información se puede exportar fácilmente a tu declaración de impuestos de TurboTax Self-Employed.

No te preocupes por conocer estas reglas de impuestos. TurboTax Self-Employed te hará preguntas sencillas sobre ti y sobre tu negocio, y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto específicamente en tu sector. Si tienes alguna duda, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con uno de los contadores públicos autorizados o agentes registrados de TurboTax Live Self-Employed, que tienen un promedio de 15 años de experiencia, para aclararla. Además, un contador público autorizado o agentes registrados de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.