Temporada de bonos navideños: cómo se gravan

Planificación de Impuestos twenty20_438ae55e-c533-4b07-8cca-5fd98d2cd1f5 (1)

El artículo a continuación está actualizado según las más recientes leyes sobre impuestos. Es preciso para los impuestos de 2018, que presentarás antes de que finalice el plazo en abril de 2019. Obtén más información acerca de la reforma fiscal aquí.

Diciembre es una época para dar obsequios y algunos empleadores entregan bonos navideños a sus empleados en agradecimiento por un año de fiel servicio. Si tu empleador te prometió un bono, es probable que ya estés pensando en todo lo que vas a hacer con ese dinero.

Sin embargo, antes de entusiasmarte demasiado, recuerda que los bonos navideños se consideran como remuneración, igual que el salario, de modo que de tu bono se retendrán impuestos. ¿Cuán grande será el monto de estas retenciones? Echemos un vistazo.

Impuesto del seguro social: Pagas el impuesto del seguro social en toda tu compensación, hasta $128,400 de ingresos por año. Si aún no superaste ese tope, tu empleador deducirá el 6.2 % de tu bono para el seguro social.

Impuesto de Medicare: Pagas el impuesto de Medicare en toda tu compensación, de modo que se deducirá otro 1.45% para el impuesto de Medicare.

Impuesto federal sobre ingresos: El IRS suele requerir la retención de un porcentaje fijo del bono que recibes, dado que se considera un ingreso complementario.  De acuerdo con la nueva ley de reforma tributaria, la tasa del impuesto federal para las retenciones en el caso de bonos bajó al 22%, en comparación con la tasa del impuesto federal sobre el ingreso, que es del 25%.

Tu empleador tiene la opción de sumar tu bono al salario regular y retener impuestos sobre el monto total, lo que probablemente generará una retención aún mayor que el 22%. Pero no te preocupes: puedes no perder ese dinero. Como las tasas impositivas sobre el ingreso complementario pueden ser mayores que la tasa impositiva real en función de tu ingreso total a la hora de enviar tu declaración de impuestos, cuando lo hagas, quizá recuperes algo del dinero como parte de tu reembolso de impuestos federales.

Impuesto estatal sobre ingresos: Si tu estado cobra un impuesto sobre ingresos (la mayoría de los estados lo hacen), dicho impuesto se retendrá de acuerdo con la tasa que exija la ley estatal.

Contribuciones a planes de retiro: Si le pediste a tu empleador que retenga un porcentaje de tu salario como aporte al plan 401(k) o a otro plan de retiro contributivo, es probable que se retenga el mismo porcentaje de tu bono. De modo que, si pediste que el 15% de tu salario vaya a una cuenta de retiro, es posible que allí también vaya el 15 % de tu bono. Esta será una buena noticia cuando te jubiles con un monto de ahorros superior al que hubieras logrado de cualquier otro modo, pero ahora afectará un poco a tu bolsillo.

Si sumas todo esto, sabrás cuál puede ser el monto de la retención, pero la buena noticia es que recibes un bono y que puedes recuperar una parte de él cuando envíes tu declaración de impuestos.

No te preocupes por conocer estas normativas sobre impuestos a la hora de enviar tu declaración. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto de acuerdo con tus respuestas. Si tienes dudas en el momento de preparar la declaración de impuestos, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con una amplia red de agentes registrados y contadores públicos autorizados de TurboTax Live para aclararlas. Además, un agente registrado o un contador público autorizado de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración.