Cómo usar las pérdidas bursátiles para reducir tus impuestos

Ingresos e Inversiones Cómo usar las pérdidas bursátiles para reducir tus impuestos

De vez en cuando, la bolsa de valores atraviesa períodos de volatilidad. 

Cuando el coronavirus apareció por primera vez, la bolsa de valores sufrió un golpe muy duro. En cuestión de días, ingresó en una fase de corrección y, luego, en una etapa bajista. Sin embargo, casi al mismo tiempo, recuperó algunas de sus pérdidas a pesar de los altos índices de desempleo, que no se habían visto desde la Gran Depresión. 

Aunque las pérdidas bursátiles nunca son razón de gozo, pueden representar una oportunidad para reducir la carga tributaria. 

Ya sea que hayas invertido anteriormente en la bolsa de valores o que estés incursionando en este tipo de inversión debido a la caída del mercado, tienes varias formas de usar las pérdidas que sufras para reducir tus impuestos cuando presentes tu declaración de impuestos e, incluso, en los años subsiguientes. 

Cosecha de pérdidas tributarias 

Si sufres pérdidas de capital debido a la pérdida de valor de tus activos, como acciones y bonos, puedes usarlas para compensar las ganancias de capital. La cosecha de pérdidas tributarias es el término que usan los inversionistas para hacer referencia a la materialización de las pérdidas de capital a fin de usarlas para compensar otras ganancias. 

Veamos un ejemplo. 

Supongamos que tienes un Fondo de acciones A que generará una ganancia de $10,000 si lo vendes ahora. Lo quieres vender porque la acción ha tenido una buena racha y no sabes cuál será el futuro del mercado. 

Sin embargo, como la ganancia será muy grande, tienes dudas acerca de vender porque eso aumentaría tus impuestos adeudados para el año 2020. Aunque nunca queremos tomar decisiones de inversión que se basen por completo en los impuestos, estos realmente ocupan un papel importante. 

Supongamos que también tienes un Fondo de acciones B con un valor de $7,000 menos que cuando lo adquiriste. En realidad, no quieres vender las acciones del fondo porque crees que la caída es temporal, y las proyecciones del sector a largo plazo continúan siendo excelentes. 

Sin embargo, si vendes ambos fondos, podrás compensar parcialmente la ganancia de $10,000 del Fondo de acciones A con la pérdida de $7,000 generada por la venta del Fondo de acciones B. Eso reducirá tu ganancia neta a $3,000 y producirá una ganancia de capital tributable mucho más fácil de administrar. Estás “cosechando” la pérdida de un fondo para compensar las ganancias de otro. Esta estrategia no solo reducirá tu ganancia de capital tributable, sino que también puedes usarla si quieres vender acciones ganadoras y tu nivel de ingresos ya te coloca en una categoría tributaria superior. 

La cosecha de pérdidas tributarias es una forma de diferir el impuesto sobre el ingreso, que puedes usar con inversiones sin refugio tributario. Si vendes posiciones de activos a pérdida, minimizarás los impuestos sobre las ganancias de capital generadas por tus ventas ganadoras. 

Desde el punto de vista tributario, es una estrategia excelente. Sin embargo, desde el punto de vista de la inversión, es posible que tengas dudas, dado que aún te encuentras en el dilema de que el Fondo de acciones A tiene una excelente proyección futura y realmente no te gusta la idea de vender tu posición. 

No hay problema. Puedes volver a adquirir tu posición en el Fondo de acciones B, siempre que sigas las siguientes reglas de ventas ficticias. 

Presta atención a la regla de “ventas ficticias” del IRS 

Si la cosecha de pérdidas tributarias suena demasiado buena para ser verdad, tienes otra opción: la regla de ventas ficticias. 

Si quieres usar las pérdidas para compensar las ganancias, no podrás volver a adquirir inmediatamente tu posición en el Fondo de acciones B. Tendrás que esperar o comprar acciones de un fondo sustancialmente diferente. 

En concreto, se considera que hubo una venta ficticia cuando vendes o negocias títulos a pérdida y, luego, realizas alguna de las siguientes acciones dentro de los 30 días anteriores o posteriores a la venta: 

  1. Compras títulos sustancialmente idénticos. 
  1. Adquieres títulos sustancialmente idénticos en una operación comercial totalmente tributable. 
  1. Firmas un contrato o adquieres una opción para comprar títulos sustancialmente idénticos. 

Si lo haces, el IRS puede rechazar la pérdida sobre los activos vendidos. Sin embargo, hay un par de pasos que puedes seguir para asegurarte de poder usar la pérdida de capital para compensar tu ganancia. 

El primero es simplemente esperar al menos 31 días antes de reinvertir en el Fondo de acciones B. El segundo es invertir en un fondo similar. Si el Fondo de acciones B es un fondo tecnológico, puedes hacer una inversión equivalente en un fondo tecnológico que compita con él. 

Si usas esta estrategia, no se aplicarán las reglas de ventas ficticias y podrás aprovechar todos los beneficios de la cosecha de pérdidas tributarias. 

Cómo usar las pérdidas de capital para compensar otros ingresos 

Supongamos que se redujo el valor de toda tu cartera de acciones debido a la reciente caída de la bolsa de valores. Quieres mantener la mayoría de tus inversiones, pero el Fondo de acciones C continúa cayendo y parece que no se recuperará en el corto plazo. 

Aunque no tengas ganancias de capital tributables para compensar, el IRS te permite aplicar hasta $3,000 de pérdidas de capital a otras fuentes de ingresos, inclusive los ingresos por trabajo. 

Si la venta del Fondo de acciones C generará una pérdida de $12,000, podrás compensar hasta $3,000 de dicha pérdida para reducir otros ingresos. 

Sin embargo, ¿qué ocurre con los $9,000 restantes de pérdidas que no puedes deducir en 2020? 

El IRS te permitirá trasladar la pérdida restante a años futuros hasta que se agote. 

Si tienes ganancias de capital por $15,000 en 2021, puedes trasladar toda la pérdida restante de $9,000 de 2020, la cual reducirá a $6,000 tus ganancias tributables de 2021. 

Si no tienes ganancias de capital en 2021, puedes aplicar los $3,000 que trasladaste a otros ingresos. 

Aunque no sabemos cómo afectará el coronavirus a la bolsa de valores durante el resto de 2020, estos son algunos pasos que puedes seguir para reducir tus impuestos cuando presentes tu declaración, ya sea que aún tengas que presentar la de 2019 este año o para los impuestos que presentes el año que viene. 

Es posible que tu cartera esté lejos de recuperar los niveles de febrero, pero al menos podrás conseguir un alivio tributario. 

No te preocupes por conocer las consecuencias tributarias por invertir a la hora de presentar tu declaración. TurboTax Premier te hará preguntas sencillas sobre ti y sobre tus inversiones y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres elegible de acuerdo con tus respuestas. TurboTax Premier puede ayudarte a calcular con exactitud tus pérdidas y ganancias, y es el principal programa en línea especializado en impuestos que permite importar de forma simultánea más de 1,500 transacciones de inversión y 2,250 transacciones de criptomoneda directamente de instituciones financieras, lo que te ahorrará tiempo y te asegurará precisión. TurboTax Premier se asoció con más de 300 instituciones financieras y plataformas de inversión para que al momento de preparar tus impuestos puedas importar tus datos de inversión de forma automática y sin inconvenientes. 

Si tienes alguna pregunta, puedes conectarte en vivo mediante una videollamada unidireccional con un contador público autorizado (CPA) o un agente registrado de TurboTax Live Premier, quienes cuentan con un promedio de 15 años de experiencia. Los contadores públicos autorizados (CPAs) y agentes registrados dede TurboTax Live Premier pueden atenderte en inglés y en español durante todo el año, y también pueden revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.