Así es Como los Juegos de Azar con Deportes Profesionales y Universitarios Afectan tus Impuestos

Ingresos e Inversiones Soccer enthusiasts looking at betting slip

Todos los años participo con mis amigos en la liga de fútbol de fantasía y todos los años pierdo. Así que, lamentablemente, mi limitada andanza en los juegos de azar con deportes no genera ningún impacto en mis impuestos. En cambio, si con frecuencia apuestas en eventos deportivos y sueles ganar, sí tendrás un impacto en los tuyos.

Con la reciente normativa de la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos que abre la puerta a que los juegos de azar sean legales en los deportes, estamos frente a un tema que probablemente surja una y otra vez.

Al ser legales las apuestas deportivas, esto generará un aumento de los juegos de azar en general. Y, al igual que todas las actividades que generan algún tipo de ingreso, tendrá efectos en los impuestos.d

Nueva normativa estatal sobre los juegos de azar con deportes

En mayo de 2018, la Corte Suprema de Justicia de los Estados Unidos quitó ley de 1992 que prohibía las apuestas deportivas. Esto les abrió la puerta a los estados para que cada uno por su cuenta legalizara los juegos de azar con deportes.

De acuerdo con ESPN, en ocho estados se legalizaron las apuestas deportivas a escala completa. En dos estados, Nueva York y Arkansas, recientemente se aprobaron proyectos de ley para legalizar los juegos de azar con deportes; y en otros 17 estados, se presentaron proyectos de ley. En total, son 27 estados los que avanzan hacia la legalización.

A medida que lo hacen, es razonable esperar que la mayoría de los estados restantes, o todos ellos, sigan la tendencia. Si comienzas a participar, esto es lo que tienes que saber acerca de las implicancias impositivas.

Las ganancias en los juegos de azar se consideran ingresos 

Todos los ingresos son sujetos a impuestos, y las ganancias que se obtuvieron en juegos de azar se consideran ingresos. Este concepto se aplica a estas ganancias incluso si no eres jugador profesional. Si ganas dinero en loterías, rifas, carreras hípicas o casinos, ese dinero está sujeto al impuesto a las ganancias.

Cuando ganes, la entidad que te pague tus ganancias, te entregará un formulario W2-G, “Ganancias de juegos de azar”, si la ganancia es lo suficientemente significativa.

Puedes deducir las pérdidas si incluyes un detalle

Afortunadamente, puedes deducir las pérdidas de los juegos de azar únicamente si detallas las deducciones.

Las pérdidas en los juegos de azar se pueden deducir hasta el monto de las ganancias obtenidas en juegos de azar. Por ejemplo, si en 2018 en los juegos de azar ganaste $10,000 y perdiste $5,000, podrías deducir los $5,000 de pérdida si detallas las deducciones de impuestos.

Si las pérdidas superaran a las ganancias, no podrías reclamar el monto excedente. Vamos a revertir el ejemplo citado: si tuvieras $5,000 de ganancia en juegos de azar y perdieras $10,000, solo se podrían deducir $5,000 de las pérdidas. Los restantes $5,000 se perderían irreversiblemente. No es posible trasladar las pérdidas.

El pagador informa las ganancias en un formulario W2-G, pero las pérdidas no corren la misma suerte. Tú tendrás que elaborar otra documentación para validar la deducción. Esto puede incluir comprobantes o recibos de apuestas, cheques cancelados u otros recibos.

Quizá también sea posible establecer las pérdidas con algún tipo de registro detallado. Allí se debería incluir cierta información, como la fecha y el tipo de actividad de juego de azar, las personas que participaron en dicho juego y los montos de las ganancias y las pérdidas.

Con la reforma fiscal, únicamente es posible deducir las pérdidas relacionadas directamente con las apuestas y no aquellos gastos no relacionados con las apuestas, como los gastos de traslado a los sitios de juegos de azar.

Derechos a plaza universitaria para 2018 y más allá

En relación con este tema, con la nueva ley sobre impuestos no hay buenas noticias sobre el frente de derechos a plaza universitaria a partir del año fiscal 2018.

Con la ley anterior, los donantes podían hacer contribuciones a cambio del derecho a comprar entradas o plazas en eventos deportivos universitarios con una importante ventaja impositiva. Podían negociar el 80% de la contribución como deducción por donación a entidades de bien público. El restante 20% representaba el costo real de la entrada o la plaza.

De esta manera, el IRS reconocía que la mayor parte del dinero que se pagaba por el derecho a plaza universitaria representaba una contribución a entidades de bien público, en lugar de una compra de plaza. Lamentablemente, ese beneficio se elimina a partir del año fiscal 2018.

No te preocupes por conocer estas normativas impositivas. TurboTax te hará preguntas sencillas y te dará los créditos y las deducciones de impuestos para los que eres apto. Si tienes alguna duda sobre impuestos, puedes conectarte en vivo mediante video unidireccional con un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live con un promedio de 15 años de experiencia para aclararla.  Además, un agente impositivo autorizado o un contador público de TurboTax Live puede revisar, firmar y presentar tu declaración de impuestos.